Inicio Acerca de Manzanaroja Me salto las comidas y no hago actividad física, ¿por eso no...

Me salto las comidas y no hago actividad física, ¿por eso no pierdo peso?

770
0
Compartir

occhio-ai-cibi-pancia-gonfia.jpg

M. Escribe: 
Durante la semana la dieta la llevo muy bien, el problema es, que trabajo los fines de semana, me salto muchas comidas. ¿Es por eso por lo que no pierdo? ¿Y el no hacer ejercicio influye?

RESPUESTA

Hola M.,

Por un lado tienes que revisar el apartado de las actividades físicas porque probablemente has recibido una dieta con más calorías de las que necesitas. Debes cumplimentar cada apartado calculando un promedio diario.

Por tanto, a modo de ejemplo, si en total se hace gimnasia 2 horas y media a la semana durante los días laborables, se debe incluir el promedio de minutos de actividad física practicada de lunes a viernes, es decir 30 minutos diarios (2,5 horas x 60 minutos =150 minutos, que se repartirán entre los cinco días laborables, lo que equivale a 30 minutos diarios). O bien, si se corre 2 horas el sábado, se deberá incluir el promedio de 1 hora en el apartado de festivos.
De momento parece que sólo vives 17 horas diarias, ¿qué pasa en las otras horas?

El hecho de saltarte las comidas no es bueno para tu cuerpo, que por un lado se pone en una posición de defensa intentando guardar energías y por el otro necesita comer más cuando después de muchas horas de ayuno llegas a la mesa hambrienta. Así que deberías procurar comer algo aunque estés trabajando. Llévate un bocadillo light, fruta y yogures para poder comer cuando te entre hambre. Quizás deberías elegir la dieta del bocadillo, que te permite comer un bocadillo a la hora de la comida y un plato normal a la cena. Recuerda que puedes invertir los días de la semana para ajustar la dieta a tus necesidades.

Finalmente, hacer actividad física, aunque sea una caminata rápida de 30 minutos 4 veces a la semana, te ayuda a estimular el metabolismo. Si trabajas sólo en el fin de semana, puedes aprovechar el tiempo de lunes a viernes para ir a pasear o para apuntarte a alguna actividad que te guste. Aprovecha cualquier ocasión para moverte más: sube por las escaleras en vez de coger el ascensor, aparca un poco más lejos de tu destino o bájate una parada antes para poder andar un rato. Después de comer date un paseo para favorecer la digestión.

Esperamos haberte ayudado con estos consejos. Quedamos pendientes de saber cómo evoluciona tu dieta.

¡Ánimo!
Un saludo,
El equipo de Manzanaroja

 

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí