Inicio Salud y dieta Ayuda: ¡estoy a dieta y mi familia no!

Ayuda: ¡estoy a dieta y mi familia no!

203
0
Compartir

Es uno de los aspectos más difíciles de manejar cuando se sigue una dieta: cocinar platos diferentes de los que come el resto de la familia. Esta diferencia te hace sentir sola en tu proceso de pérdida de peso y, a menudo te obliga a hacer lo imposible para llevar a la mesa tantos platos.
¿Cómo puedes organizarte y no sentirte “abandonada” por el resto de la familia?

Luca Piretta, nutricionista de Manzanaroja, y la doctora Floriana Ventura, psicoterapeuta experta en pérdida de peso, te explican algunas estrategias para evitar que pierdas de vista tu objetivo, incluso si estás sola en la familia para seguir un proceso de pérdida de peso.

Dieta y vida social

Cuando sigues un proceso de dieta, el objetivo además de la pérdida de peso es asimilar las nuevas reglas de alimentación e incluirlas en tu estilo de vida. Por lo tanto, es importante no hacer sacrificios drásticos e imposibles mientras se sigue una dieta, sino más bien acostumbrarse a estar a dieta sin renunciar a la vida social: fiestas, invitaciones a cenar, aperitivos y, sobre todo, comer con tu familia.

Pide ayuda a tu familia

El consejo es simple: ¡aprende a pedir ayuda! No te avergüences de pedir ayuda a tus seres queridos, explicándoles tus dificultades y haciéndoles entender cómo pueden apoyarte: por ejemplo, no tentándote con comidas demasiado calóricas, al contrario, compartiendo los platos de tu dieta. Puedes proponer fácilmente tu menú a toda tu familia, obviamente ajustando las cantidades en caso de que tus familiares sean de peso normal y no pretendan adelgazar. La dieta puede convertirse en una oportunidad para comer de forma más variada y beneficiarse de todos los nutrientes que el organismo necesita. Entonces, ¿por qué no hacerlo todos juntos? Es suficiente un poco de organización y colaboración por parte de todos.

La dieta es un estilo de vida

Acabamos con el mito de que el menú de quien sigue una dieta es monótono o poco apetecible. Las recetas de Manzanaroja lo demuestran: se puede estar a dieta comiendo de todo y de buen gusto. El menú de la dieta que te ofrecemos es siempre equilibrado, variado y compuesto de recetas nutritivas y deliciosas. Si quieres cambiarlo aún más, puedes usar las recetas que encuentras aquí. ¡Son aptas para todos, incluso para los niños!

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí