Inicio Salud y dieta Alimentos saludables Algas marinas, alimentos ricos en salud: descubre los beneficios y cómo cocinarlas

Algas marinas, alimentos ricos en salud: descubre los beneficios y cómo cocinarlas

46
0
Compartir

Nuestra dieta mediterránea no contempla su consumo, pero las algas marinas, muy apreciadas en los países orientales, son una excelente fuente de nutrientes. Incluso son consideradas entre los alimentos más saludables que ofrece la Tierra. Hay diversas variedades, distinguibles por tamaño (la espirulina, por ejemplo, es microscópica), por color y por hábitat. Las algas verdes crecen más en la superficie, las rojas en la profundidad, mientras que las marrones en el nivel intermedio.

Mil propiedades con bajo contenido calórico

Las algas comestibles tienen importantes propiedades nutricionales: son ricas en proteínas, carbohidratos, sales minerales, oligoelementos (yodo, hierro y calcio), pero también en vitaminas del grupo B y C. Contienen además la algina, una sustancia que favorece la eliminación de los metales pesados y las sustancias tóxicas.

Una riqueza extraordinaria que, en comparación con el reducido aporte calórico (solo 40 Kcal por cada 100 gramos de producto), las hacen alimentos amigos de la dieta.

Una ayuda contra la obesidad

Las empresas farmacéuticas a menudo utilizan las propiedades terapéuticas de las algas para la producción de suplementos y medicamentos.
Entre las sustancias contenidas en las algas, algunas resultan ser especialmente útiles para combatir la obesidad: los mucílagos, absorben los líquidos, lo que facilita la sensación de saciedad; el yodo estimula y reactiva el metabolismo, mientras que otras enzimas actúan sobre las lipasas, favoreciendo la demolición de las grasas.

Algas, aliadas de la mujer en la menopausia

Las grandes cantidades de yodo y selenio que contienen las algas, así como el calcio vegetal y el magnesio presentes en las algas Wakame, por ejemplo, las convierten en un alimento fundamental para combatir la desmineralización de los huesos. Por lo tanto, ayudan a combatir la osteoporosis, un grave enemigo de las mujeres, especialmente en el delicado período de la menopausia.

Además, las algas mejoran los estados depresivos debidos a deficiencias de yodo o magnesio y estimulan la diuresis, contrarrestando cualquier inflamación producida por la retención de líquido.

Dónde encontrarlas 

Hasta hace poco, era bastante difícil encontrar las algas, pero actualmente, los grandes comercios las ofrecen en los departamentos dedicados a las comidas exóticas, mientras que los comercios ecológicos ofrecen una amplia variedad.

Por lo general, se venden deshidratadas en hojuelas o se preparan en hojas muy finas, rara vez frescas, y en la mayoría de los casos, no es necesaria la cocción.

Cómo cocinarlas

Para su preparación, simplemente sumérgelas en agua durante aproximadamente diez minutos, para rehidratarlas, y después de haberlas exprimido, se pueden agregar algunos trozos crudos en sopas, cremas de vegetales, platos de mar o incluso en minestrón de legumbres.

Las algas como Nori o Hijiki, una vez rehidratadas y exprimidas, pueden cocinarse junto con verduras o saltearse en una sartén con aceite de oliva o salsa de soja y utilizarse para condimentar platos de pescado o de carne. Sin embargo, la menos conocida, el alga Dulse, una vez salteada en la sartén, es excelente para aromatizar pasta, arroz, ensaladas o tortillas.

En cualquier caso, el uso más común de las algas en la cocina es como condimento para aromatizar platos: la espirulina se vende generalmente en polvo, mientras que las otras se pueden triturar y distribuir en las ensaladas, en el primer o segundo plato.

¿Qué sabor tienen las algas?

Algunas son dulces, como las algas Kombu, otras más delicadas como las Wakame. En la mayoría de los casos, no cubren los sabores de los alimentos, sino que los exaltan. Entre ellas, la Dulse se distingue por su sabor picante, capaz de hacer tus platos más apetitosos.

Descubre las 8 algas amigas de tu salud y tu bienestar

1 Arame, una aliada de los deportistas

Siendo particularmente rica en potasio, esta alga es un excelente alimento para los deportistas, ya que reduce el riesgo de calambres musculares.
Tiene un sabor delicado y puede hervirse y consumirse como contorno.

2 Dulse, una picante reserva de hierro

Es un alga de color rojo muy rica en hierro, por lo tanto, es útil para quienes tienen deficiencias o para las mujeres durante el ciclo menstrual.
Se recolecta y se deseca y tiene un agradable sabor picante que la hace perfecta para las salsas, así como un condimento para sopas, legumbres, ensaladas y verduras.

3 Hijiki, para huesos fuertes

Es un alga oscura entre las más ricas en calcio: 100 gramos de algas hijiki secas contienen hasta 1.400 miligramos.
Antes de su consumo, debe dejarse en remojo durante diez minutos. Se puede cocinar junto con guarniciones de verduras o sopas.

4 Kelp, contra la celulitis y la obesidad

Es un alga marrón originaria del Atlántico con efectos diuréticos reconocidos y por esta razón se recomienda como coadyuvante contra la celulitis. Su alto contenido de yodo la hace perfecta en los casos de obesidad por hipotiroidismo, ya que promueve el funcionamiento del metabolismo y la pérdida de masa grasa. También cuenta con propiedades remineralizantes y antiinflamatorias.

5 Kombu, para perder peso

Al igual que el alga Kelp, es muy rica en yodo y puede ayudar a la tiroides a funcionar correctamente, actuando sobre el metabolismo. Además, es una reserva valiosa de calcio y sales minerales. Por lo general, se usa en la preparación de caldo de verduras y minestrones y, si se añade a las legumbres secas durante el remojo y la cocción, las hace más suaves y más digeribles.

6 Nori, y completa la ingesta de proteínas

Es conocida por todos los amantes de la cocina japonesa, ya que se utiliza para la preparación de los maki, los clásicos rollos de arroz. El contenido de proteínas de esta alga es igual al 50% de su peso cuando está seca. Además, es una fuente indispensable de fibras vegetales, omega3 y vitamina C.

7 Spirulina para purificarse

Es una micro alga de agua dulce, utilizada en el gomasio (condimento que contiene sal, sésamo y algas), rica en proteínas fáciles de asimilar, vitaminas del grupo B, A y D.

Se utiliza para la composición de suplementos alimenticios purificadores y desintoxicantes.

8 Wakame, amiga de las mujeres

Es el alga más rica en calcio vegetal y magnesio y, por lo tanto, es útil en la prevención de la osteoporosis.
En la tradición culinaria japonesa se utiliza para la preparación de la sopa de miso o para sopas de verduras y legumbres.

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí