Inicio Recetas light Quinoa con calabaza y panceta: la receta sin gluten saludable

Quinoa con calabaza y panceta: la receta sin gluten saludable

183
0
Compartir

Rápida y fácil de preparar, la quinoa con calabaza sin gluten es un primer plato adecuado para toda la familia. Está elaborado con unos pocos ingredientes, saludables y naturales, que lo hacen ligero y fácil de digerir tanto para el almuerzo como para la cena.

La adición de la panceta es un toque sabroso, una pequeña “concesión” que, durante un régimen dietético bajo en calorías, puede ayudar a vivir mejor el proceso y a seguir la dieta con más optimismo. Sin embargo, en la quinoa de calabaza se utiliza en pequeñas cantidades por porción, por lo que no hace pesado el plato, ni lo carga con exceso de calorías. Por esta razón, esta receta se puede incluir tranquilamente en un programa alimentario saludable y equilibrado.

Nutritiva y rica, la quinoa de calabaza es ideal para consumir como un plato único. También puedes prepararla para un buffet diferente al habitual o que debe incluir recetas sin gluten, o para consumir la calabaza remanente.

Quinoa de calabaza: un plato aliado de tu bienestar.

La quinoa de calabaza se presenta como un plato nutricionalmente completo, rico en proteínas, fibras, vitaminas y sales minerales.

Comencemos con la quinoa, una fuente de proteínas muy importante para el organismo. En la cocina, es un ingrediente muy rico desde el punto de vista nutricional, que es fundamental en la dieta de los celíacos. Tiene un alto contenido de proteínas, buenas cantidades de sales minerales, incluyendo hierro, magnesio y potasio.

Además, es una fuente de ácidos grasos buenos (omega 3) y de vitamina E, pero, por el contrario, es pobre en sodio y tiene un índice glucémico muy bajo, lo que también la convierte en adecuada para quienes padecen diabetes.

El delicado sabor de la quinoa combina perfectamente con el dulce sabor de la calabaza. Las propiedades nutricionales de este vegetal son realmente muchas. En primer lugar, es baja en sodio, tiene muy pocas calorías (18 kcal por 100 gramos) y es muy rica en agua, características que hacen de la calabaza un ingrediente valioso para quien sigue una dieta o desea mantener su peso.

La calabaza, además, es una fuente importante de betacaroteno y vitamina A: esto significa que tiene un alto poder antioxidante, capaz de contrarrestar los radicales libres, retardando el envejecimiento de las células.

Cómo cocinar la quinoa

¿Tienes dudas sobre cómo cocinar la quinoa? En realidad, es muy simple. El primer paso es enjuagar bien los granos con agua corriente, para eliminar la saponina, la sustancia responsable del sabor amargo que se encuentra a menudo en este pseudocereal.

Una vez en el fuego, la quinoa no debe hervirse como cualquier cereal, sino que sigue su propio procedimiento: por cada vaso de quinoa que colocas en la olla, debes agregar 2 vasos de líquido (agua o caldo, según la receta), que será absorbido durante la cocción.

La receta de la quinoa de calabaza con panceta piacentina es una idea de Rossanina Del Santo. Foto: © Nicola Impallomeni.

Ingredientes para 2 personas para la quinoa de calabaza con panceta*

  • 100 g de quinoa
  • 100 g de calabaza horneada
  • 2 rebanadas de panceta de grosor medio
  • Curry al gusto
  • 1 cucharada de aceite extra virgen de oliva poco afrutado
  • Sal

(* las cantidades indicadas son para una dieta de 1800 kcal, en la app Manzanaroja tu dieta personalizada encontrarás las cantidades adecuadas para tus necesidades)

Elaboración de la quinoa de calabaza con panceta

  1. Lava cuidadosamente la quinoa con agua corriente para eliminar la saponina, responsable del sabor amargo. Ponla en una sartén con suficiente agua fría para cubrirla un poco más que al ras. déjala hervir, apaga, cubre con una tapa y reserva, para que la quinoa absorba todo el líquido. Sazona con aceite de oliva extra virgen y aromatiza con una pizca de curry.
  2. Calienta la panceta en una sartén antiadherente para que la grasa se derrita y se vuelva crujiente. Cuando esté lista, colócala en una hoja de papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de grasa.
  3. Coloca la pulpa de calabaza en un tazón y tritura en partículas pequeñas con un tenedor.
  4. Coloca primero la quinoa en un envase, luego la calabaza y finalmente decora con la panceta. También puedes mezclar los ingredientes, obteniendo una sabrosa quinoa con crema de calabaza.

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí