Inicio Salud y dieta Alimentos saludables La remolacha roja: propiedades, valores nutricionales y recetas

La remolacha roja: propiedades, valores nutricionales y recetas

58
0
Compartir

La remolacha roja es un tubérculo, como la patata y la alcachofa de Jerusalén, que se puede comprar fresca en el mercado solo durante el período de otoño. Caracterizada por un color rojo-violeta debido a la presencia de betalaínas, con una notable actividad antioxidante y antiinflamatoria, también es un aliado natural para preservar la vista y mantener una buena salud cardiovascular.

Además de ser sabrosa, la remolacha es rica en sales minerales, vitaminas y oligoelementos. También es un reconstituyente natural que actúa contra el cansancio, la falta de apetito y la anemia, gracias a la presencia de microelementos que revitalizan los glóbulos rojos y reequilibran los niveles de hierro en la sangre.

Remolacha roja, qué es y de dónde viene

La remolacha es un vegetal que pertenece a la familia de las Chenopodiacee, es una variedad de plantas típicas de las regiones templadas a las que también pertenecen las espinacas. ¡También se conoce como nabo rojo, zanahoria roja, y algunos incluso lo llaman barba roja!

La especie más común de remolacha (Beta Vulgaris) es una planta herbácea a ciclo de dos años. Se compone de raíces comestibles y hojas con una forma característica de corazón. En la naturaleza, se pueden encontrar de diferentes tipos: la remolacha roja (la más consumida), la remolacha azucarera y, finalmente, la remolacha forrajera, utilizada como alimento para el ganado. Su uso, no solo como alimento sino también como medicina, se remonta a la antigua Grecia.

Se siembra en primavera (de marzo a junio) y se recolecta después de 2 meses. En Italia, las principales áreas de producción son el Valle del Po y las provincias de Rovigo y Ferrara.

Los beneficios de la remolacha roja

Reconstituyente natural. Entre los minerales, a la cabeza se encuentra el potasio, que realiza la función de controlador de la presión y la buena salud del sistema nervioso. Entre las vitaminas, se encuentran la C que fortalece el sistema inmunológico y algunas del grupo B, como la B9, o ácido fólico, esencial en todas las fases de la vida y particularmente durante el embarazo, para un desarrollo adecuado del feto.

Depurativa y antienvejecimiento. El alto contenido de fibra convierte a la remolacha roja en saciante, purificadora y útil para eliminar las toxinas. También es diurético e ideal para combatir las irregularidades intestinales y el estreñimiento. Gracias a las betalaínas (poderosos antioxidantes), esta verdura retrasa el envejecimiento celular.

Antiinflamatoria. La remolacha roja, y especialmente su jugo, propociona una poderosa acción antiinflamatoria y protectora. Este efecto se debe a algunos antioxidantes de la familia de la betalaína, es decir, la betacianina y la betaxantina, pigmentos que le dan a la remolacha su color particular (que, si mancha los dedos, se elimina frotando con un poco de jugo de limón). También poseen propiedades antiinflamatorias, antitumorales y protectoras para el hígado.

Util contra la diabetes: un estudio publicado en Nutrition Reviews demostró que el consumo regular de remolacha roja ayuda a reducir los niveles de azúcar en la sangre, ya que contiene un antioxidante: el ácido alfa lipoico.

Las propiedades

Muy rica en agua (más del 91% de su peso) y en fibras, la remolacha roja es particularmente saciante, purificadora y útil para eliminar las toxinas. Además, tiene propiedades diuréticas y es ideal para combatir las irregularidades intestinales y el estreñimiento.

Tiene un contenido particularmente alto de potasio (300 mg / 100 g), que actúa como un regulador de la presión arterial y resulta indispensable para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

También contiene una cantidad interesante de calcio y de magnesio, así como numerosos micronutrientes esenciales para el bienestar de las células. En fin, es un verdadero antídoto para la pérdida de apetito y la anemia, gracias a su cantidad de vitaminas del grupo B y en particular al ácido fólico (B9). Este último, poco presente en la alimentación, es fundamental especialmente en mujeres embarazadas.

Valores nutricionales

La remolacha roja contiene muy pocas calorías: 100 g de remolacha roja contienen solo 19 kcal. Además, por cada 100 g de producto encontramos:

  • Agua : 91,3 g
  • Proteínas: 1,1 g
  • Carbohidratos: 4 g
  • Fibras: 2,6 g
  • Potasio: 300 mg
  • Fósforo: 21 mg
  • Calcio: 20 mg
  • Vitamina C: 7 mg

Contraindicaciones de la remolacha roja

Este vegetal, en particular sus hojas, también es una fuente de vitamina K, necesaria para la coagulación de la sangre. Como consecuencia, la remolacha no es muy adecuada para quienes usan anticoagulantes.

Quienes sufren de cálculos renales no deberían comer remolachas debido a su alto contenido de minerales y oxalatos. Deberían evitarlas también aquellos que padecen problemas de acidez estomacal porque estimulan la producción de jugos gástricos.

Hojas de remolacha: propiedades y uso en la cocina

También se pueden consumir sus hojas (hervidas y sazonadas con un poco de aceite y unas gotas de limón, como se hace para las espinacas). Son una fuente rica de luteína y zeaxantina, dos compuestos antioxidantes de la familia de los carotenoides que tienen efectos beneficiosos sobre la salud ocular, ya que reducen en gran medida la aparición de la retinitis pigmentosa y otras enfermedades oculares.

Cómo consumirla y almacenarla

Se puede consumir cruda, cocida al horno, hervida o licuada . Si prefieres cocinarla, evita la cocción prolongada: en este caso, es mejor dejarle la cáscara para minimizar la pérdida de nutrientes. Después de todo, se pela más fácilmente cuando se cocina.

¿Cómo cocinarla? En la olla a presión, de 15 a 30 minutos. En agua hirviendo, de 30 minutos a 1 hora y en el horno de 1 hora a 1:30.

¿Cómo eliminar el sabor a tierra? Agrega el jugo de un limón al agua de cocción.

Existen varias maneras para conservar esta verdura:

  • En un lugar fresco (bodega): se mantiene bien durante una semana.
  • En el refrigerador: si está cruda, se puede almacenar por una o dos semanas, pero es recomendable almacenarla en un recipiente erméticamente cerrado. Si está cocida en cambio, debe mantenerse en el refrigerador por un máximo de tres días.
  • En el congelador: se puede almacenar solo después de la cocción. Sin embargo, es necesario cortarla y ponerla en una bolsa erméticamente cerrada, para que pueda permanecer intacta durante varios meses.

Uso en la cocina

Puedes elegir entre la remolacha fresca o precocida que encuentras en los prácticos paquetes al vacío en el supermercado. Estas últimas están listas para el consumo: simplemente córtalas y aderézalas con un poco de aceite y sal, o para utilizarlas en diversas recetas.

Ya sea cruda o cocida, la remolacha se puede servir en ensaladas, guarniciones como hummus, sopas, batidos y también en postres. Si la comes cruda, puedes cortarla en trozos pequeños o rallarla y agregarla a tu ensalada con un poco de aceite y el jugo de un limón. Para quienes sufren de deficiencia de hierro, el limón rico en vitamina C aumenta la absorción del hierro que contiene este tubérculo.

Para consumirla cocida, se puede elegir entre hervirla, saltearla en una sartén o cocinarla en un microondas o en un horno.

Recetas ligeras con remolacha roja

Prueba nuestras recetas ligeras con el nabo rojo para introducir en tu dieta. De hecho, este tubérculo puede ser un buen sustituto del brócoli y la espinaca, ya que contiene una cantidad de antioxidantes superior a estos últimos. Prueba el risotto de remolacha, que es un primer plato ligero y simple de preparar. ¿Eres vegetariano? Descubre nuestras hamburguesas de remolacha y frijoles, para completar la ingesta de sales minerales. La remolacha también es un alimento colorido y saludable para los niños que nunca comen vegetales. ¿Qué piensas de un hummus de nabo rojo para degustar como un aperitivo? Es una receta rápida y saludable a base de aceite de oliva, remolacha y garbanzos para untar en una bruschetta.

Por último, si practicas deportes o estás particularmente cansado, prueba nuestros batidos energéticos para tomar en el desayuno o como un refrigerio. Debido a su alto valor energético, es una fuente no solo de minerales y oligoelementos sino también de vitaminas del grupo B: ¡un concentrado de nutrientes para recargarte!

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí