Inicio Salud y dieta Depurar el hígado: consejos útiles y los mejores alimentos

Depurar el hígado: consejos útiles y los mejores alimentos

814
0
Compartir

Depurar el hígado es fundamental para la salud del organismo. De hecho, el hígado es uno de los órganos que desempeña más funciones en el cuerpo. En particular, junto al cerebro y el riñón, es el principal responsable del consumo metabólico en reposo.

Es indispensable para la metabolización de los nutrientes, para la síntesis de algunas vitaminas (por ejemplo, la A proveniente de los carotenoides), de hormonas, de colesterol y de la bilirrubina (una de las sustancias que componen la bilis). Además, es fundamental para neutralizar todas las sustancias tóxicas ingeridas con los alimentos o producidas por las bacterias de la microbiota intestinal.

Hemos tratado el tema con Luca Piretta, el nutricionista de Manzanaroja y de la SISA.

Por qué es importante depurar el hígado

1 – Depurar el hígado para estar en plena forma

Si el hígado funciona mal, no es capaz de enfrentar la enorme cantidad de trabajo que realiza habitualmente ni tampoco de manejar adecuadamente el metabolismo de los nutrientes.

En pocas palabras, si tu hígado está cansado, no es capaz de eliminar las toxinas que se acumulan.

Por este motivo, sentirás que tu cuerpo se hace pesado y se cansa.

2 – Depurar el hígado para tener un buen tránsito intestinal

¿Sabías que el hígado, la vesícula biliar y los intestinos están conectados? De hecho, quien sufre del hígado, ¡también tiene problemas intestinales!

Una correcta alimentación, una buena hidratación y una actividad física adecuada son los pilares de un buen funcionamiento intestinal.

La correcta alimentación también permite preservar una flora bactérica intestinal saludable (microbiota), necesaria para un buen estado de salud.

3 – Consiente tu hígado para mantener la figura

El hígado, en algunas circunstancias de mal funcionamiento, podría no ser capaz de manejar adecuadamente el metabolismo de los nutrientes ingeridos con los alimentos y las grasas de reserva.

La regulación de la glicemia es una de las tareas importantes del hígado. Gestiona las reservas de azúcar y las distribuye a lo largo de la jornada de acuerdo a tus necesidades.

4 – Depurar el hígado para enfermarte menos

El hígado, como los pulmones, la piel y los riñones, es uno de los órganos que sirve para eliminar las toxinas.

De hecho, si una de estas puertas no se abre, las toxinas van a intentar entrar por otra.

El problema es que estos órganos ya tienen mucho trabajo y, por lo tanto, esto provoca un estrés que se traduce en resfriados y otras manifestaciones virales.

Entonces, una buena función hepática garantiza un correcto funcionamiento también del sistema inmunitario.

Los mejores alimentos para depurar el hígado

Considerando el papel fundamental que juega la alimentación, te presentamos aquí los alimentos que debes incluir en tu dieta. Por encima de todo, si quieres depurar el hígado, incluye las alcachofas y los cardos en tu mesa.

De hecho, estas legumbres tienen importantes propiedades digestivas y depurativas, que pueden desintoxicar el hígado cuando está saturado. La alcachofa, en particular, contiene cinarina, una sustancia que le da su típico sabor ligeramente amargo y que ayuda a que el hígado pueda deshacerse de las toxinas.

Otro alimento que no puede faltar en tu lista de la compra es el limón (y los cítricos en general): la vitamina C que contiene tiene una acción antioxidante eficaz que protege de los radicales libres, por lo que es una sustancia clave para mantener la buena salud del hídago.

Incluye también la vitamina E, contenida en buenas cantidades, por ejemplo, en el aceite de oliva virgen extra: protege la integridad de los glóbulos rojos y ralentiza los procesos de envejecimiento de todos los órganos del cuerpo.

Las fibras también son importantes, pues favorecen el tránsito intestinal y ayudan a la digestión: se encuentran en frutas como la manzana, la pera, en las frutas secas, mientras que entre las hortalizas resalta el hinojo.

Por último, no permitas que a tu hígado le falten antioxidantes que desempeñan una función protectora fundamental: frutos rojos, granada, nabos rojos, tomates, pero también jengibre y cúrcuma que los contienen en grandes cantidades.

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí