Administrar consentimiento de cookies
Para brindarle las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento para estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o identificaciones únicas en este sitio. No dar su consentimiento o retirarlo puede afectar negativamente algunas características y funciones. Política de privacidad
Aceptar

Twerk: ¡Descubre qué es, su origen y sus beneficios!

Descubre todo lo que necesitas saber sobre el Twerk: desde su origen hasta cómo bailarlo. ¡No te pierdas esta guía completa sobre este baile!
mujer hace twerk enfrente de un espejo

Tabla de contenidos

Desde el Charleston hasta el Twist, pasando por el Rock ‘n’ Roll, los estilos de baile de moda siempre han generado controversia en sus inicios. Y lo mismo ha sucedido con el Twerk o Twerking, uno de los más controvertidos de los últimos años. Se caracteriza por utilizar el cuerpo, especialmente los glúteos y las caderas, para realizar movimientos enérgicos y frenéticos.

A nivel mundial, muchas personas, principalmente mujeres, han aprendido a bailar twerk y desean perfeccionar su técnica para igualar el nivel de sus celebridades favoritas.

Observando a figuras como Elettra Lamborghini, Miley Cyrus o Nicky Minaj, las reinas indiscutibles del twerk, parece un baile fácil de aprender. Sin embargo, la realidad es que aunque es accesible para cualquier persona, el nivel de habilidad requerido y los beneficios en tonificación muscular que ofrece el twerk demandan una práctica constante y mucha destreza.

A continuación, encontrarás información completa sobre el twerk: desde sus orígenes hasta cómo se convirtió en el fenómeno más popular entre las estrellas del pop. También entenderás por qué se considera un baile eficaz para quemar calorías y para definir y tonificar diversos grupos musculares, comenzando por los glúteos y los muslos.

Qué es twerk: la explicación

Es un estilo de baile que utiliza ciertas partes del cuerpo, en particular las caderas y los glúteos, para realizar movimientos continuos. Se caracteriza por los repetidos movimientos de cadera y el enérgico meneo de nalgas, a menudo ejecutados en cuclillas.

Se puede realizar incluso con más intensidad poniéndose de pie sobre las manos, con los pies apoyados en la pared. En este caso se denomina twerk de pared.

Este baile es apto para mujeres de todas las edades y tipos de cuerpo, ya que el twerking tiene un ritmo y una carga que ayudan a fortalecer la autoestima.

Además de aprender una nueva forma de baile y explorar la sensualidad, quienes lo practican tienden a desarrollar una mayor apreciación y aceptación de sus cuerpos.

Las clases dedicadas a este baile son lugares creados a propósito, dando un amplio espacio a la feminidad de la mujer sin prejuicios. En estos lugares, todos los tipos de cuerpo pueden participar sin miedo ni vergüenza, y disfrutar aprendiendo pasos de twerk mientras se divierten.

Este mismo espíritu se encuentra en las clases de zumba, donde todo el mundo tiene su espacio para divertirse mientras se entrena.

Origen del twerk

A pesar de su reciente popularidad, el twerk no es un baile nuevo. Aunque puede no ser apropiado para toda la familia, las afirmaciones de que se originó en clubes de striptease en Estados Unidos carecen de fundamento.

De hecho, los orígenes de este baile se encuentran en África, concretamente en África Occidental. Los movimientos del twerking comparten similitudes con varias danzas tradicionales, como la mapouka de Costa de Marfil.

La mapouka, también conocida como “la dance du fessier” o “danza de los hombros”, tiene dos versiones: una más antigua que se realizaba en rituales de fertilidad, y otra más moderna y “provocativa” que se popularizó entre los jóvenes en Costa de Marfil.

A partir de ahí, la danza se expandió y experimentó cambios, especialmente en los barrios marginales de Estados Unidos. DJ Jubilee, el rey del “bounce”, una forma de hip hop basada en la repetición, fue quien lo popularizó en 1993. En su canción “Do the Jubilee All”, entonaba “twerk baby, twerk baby, twerk, twerk”, dando origen al fenómeno del twerking.

En la década de 2000, el baile ganó aún más visibilidad con éxitos como “Whistle While You Twurk” de las gemelas Ying Yang y “Check On It” de Beyoncé.

Sin embargo, el momento que realmente catapultó el baile a la fama fue cuando Miley Cyrus, una antigua estrella infantil de la serie de Disney “Hannah Montana”, lo ejecutó durante una actuación en los premios MTV.

mujeres hacen twerk en una pista de baile

Beneficios de bailar twerking

Hay varias razones por las que las personas se sienten atraídas por el twerking. Una de ellas es su viralidad, con cientos de videos relacionados en YouTube. Otra es que, cuando se ejecuta correctamente, se considera muy sexy. Por último, pero no menos importante, según artistas como Iggy Azalea, el twerking ayuda a mantenerse en forma.

La cantante afirmó haber perdido seis kilos en una semana después de practicar twerking para el rodaje de un video musical.

Esta afirmación no es del todo descabellada. Durante una clase de twerking, que suele durar alrededor de una hora, se queman muchas calorías. La postura y los movimientos frenéticos repetitivos favorecen la quema de grasas y la actividad cardiovascular.

Además, es muy entretenido y adictivo. Una vez aprendido, el movimiento puede utilizarse en muchos bailes con gran éxito.

Las personas que practican el twerking también afirman que es beneficioso para su autoestima. Una de las muchas ventajas es que realmente puede ser disfrutado por cualquier persona. No requiere una forma física especial, sino simplemente la actitud adecuada.

¿Quieres descubrir deportes divertidos para mantenerte en forma? Descubre más aquí.

Músculos que trabajas al hacer twerk

Pensar que el twerking es sólo un baile sexy es definitivamente reduccionista. Gracias a sus características, es un entrenamiento completo que permite tonificar muchos grupos musculares.

Los músculos más implicados son los de la zona glútea:

  • Glúteo mayor.
  • Glúteo menor.
  • Glúteo mediano.

Son fundamentales para el bienestar de todo el cuerpo y de la espalda en particular.

Otro grupo muscular significativo son las caderas, que tienen la oportunidad de fortalecerse con el twerking.

Este baile también mejora la estabilidad general y ayuda a evitar sobrecargas en las articulaciones de las rodillas, que a menudo sufren tensión por los movimientos de la vida diaria.

En cuanto a los músculos del muslo, el twerking trabaja:

  • Anteriores, como el cuádriceps femoral.
  • Medios, de los cuales los aductores son los más conocidos.
  • Músculos posteriores como el isquiotibial, que es también el que suele sufrir más lesiones entre los futbolistas.

Por último, no podemos dejar de mencionar los músculos de la espalda, que son muchos. En particular, se entrenar:

  • Dorsales.
  • Región lumbar.
  • Cuello.

Descubre más información sobre como tonificar tus piernas y glúteos en casa.

Cabe destacar que cuando bailamos o realizamos cualquier actividad motriz, ninguna zona del cuerpo permanece completamente inactiva. Aunque pueda parecer que una zona está en reposo, también se beneficia indirectamente del movimiento de otros músculos.

Por lo tanto, podemos afirmar sin temor a equivocarnos que el twerking también es un entrenamiento completo.

¿Quieres entrenar tus músculos mientras sigues una dieta equilibrada? ¡Descárgate ya la App ManzanaRoja!

Cómo hacer twerking: los movimientos básicos

Para realizar el twerk de la mejor manera posible es fundamental dominar ciertos movimientos básicos:

  • El primer movimiento, claramente, consiste en desplazar el trasero hacia adelante y hacia atrás. Para lograrlo, se parte desde una posición semi-agachada, con las piernas separadas y los pies apuntando hacia afuera. A medida que te familiarices, puedes explorar distintas variantes, como flexionar un poco más las piernas o mantenerlas casi completamente extendidas, inclinándote hacia adelante en un ángulo de aproximadamente 45 grados.
  • Además, las piernas pueden permanecer estáticas durante el movimiento de la pelvis o también pueden moverse hacia arriba y hacia abajo para intensificar el twerk.
  • En cuanto a las manos, estas pueden apoyarse en las caderas o en las rodillas, o incluso levantarse hacia arriba, abrirse lateralmente o mantenerse rectas frente a ti en paralelo al suelo. En ciertos casos, las manos llegan a tocar el suelo.
  • Además de subir y bajar las nalgas, se puede incorporar un movimiento rápido y enérgico de caderas, al estilo del famoso “Miley Twerk” que solía ejecutar Miley Cyrus.
  • La dirección de la mirada puede variar entre hacia abajo o hacia arriba. En las danzas tribales de las que proviene el twerk, es común dirigir la mirada hacia el suelo.
  • Una variante sumamente interesante es el twerk de pared, en la cual las manos se colocan en el suelo, aproximadamente a 30 centímetros delante de los pies, que estarán apoyados en la pared. Los movimientos de las nalgas y las caderas siguen las mismas pautas mencionadas anteriormente.

Twerk para principiantes: cómo hacerlo en casa

Se dice que, para los principiantes, una de las mejores maneras de aprenderlo es visitando los foros de twerking más populares de Internet y luego reproducir los movimientos en casa por cuenta propia.

Estos foros, suelen estar frecuentados por personas que son expertas de este baile y que se miden con gente que es mejor que ellos con el fin de aprender diversas técnicas de twerking.

Gracias a Internet, cualquiera puede entrenarse viendo e intercambiando vídeos con otros bailarines, perfeccionar su técnica y recibir comentarios.

Si realmente quieres iniciarte en esta disciplina, puede ser práctico:

  • Llevar la ropa adecuada, incluso en casa. Suele consistir en unos shorts muy cortos y de cintura alta para así poder ver cómo se contraen los músculos durante el baile, así como unas zapatillas cómodas.
  • Tener un espejo para mirarse mientras se baila y así corregir los errores.
  • Encender una smart TV o un PC para reproducir el videoclip que se pretende imitar.
  • Tener un teléfono móvil para grabarse y observarse. Este método se aplica a todas las disciplinas y permite memorizar los errores y volver a trabajarlos.

Famosos que hacen twerk

A nivel global, existen íconos que han convertido este baile en el punto culminante de sus actuaciones.

Indudablemente la más reconocida es Miley Cyrus, a quien también le debemos el popularización del twerking en sí, al llevarlo al escenario de los MTV Video Music Awards al ritmo de “Blurred Lines”.

Además, el twerking se ha vuelto fundamental en los videoclips de otra figura destacada en la música rap y pop, Nicki Minaj, una cantante de curvas voluptuosas y provocativas.

Fuera del ámbito musical, muchas otras celebridades, como las hermanas Kardashian, la actriz Gemma Atkinson y la campeona de tenis Serena Williams, también lo practican.

Share the Post: