Inicio Salud y dieta Descubre los 10 alimentos para combatir el frío desde la mesa

Descubre los 10 alimentos para combatir el frío desde la mesa

89
0
Compartir

Combatir el frío desde la mesa es posible con los alimentos justos. Cuando las temperaturas bajan, además de cubrirte bien y mantener caliente el ambiente, puedes escoger los platos ideales para sentir menos frío. Una dieta equilibrada y balanceada es, de hecho, particularmente útil en invierno, bien sea para reponerse como para enfrentar los efectos negativos del frío.

Algunos alimentos tienen la capacidad de calentar el organismo y de ayudar a contrastar el estrés que puede derivarse del frío. Verdaderos alimentos anti-frío que ayudan a mantenerse caliente y también a fortalecer el sistema inmunitario para prevenir el malestar del cambio de estación.

Pero, ¿cuáles son los alimentos que no pueden faltar en la mesa durante el invierno? ¿Cuáles son los platos más indicados para combatir el frío? Nos lo explica el nutricionista de Manzanaroja, Luca Piretta, de la Sociedad Italiana de las Ciencias de la Alimentación (SISA), a través de ejemplos concretos de las mejores combinaciones.

La opinión del nutricionista

El régimen alimenticio tiene que ser siempre variado y equilibrado, pero hay 3 grupos de alimentos en particular que son esenciales para calentar y que son completos desde el punto de vista nutricional: sopas, vegetales y frutas secas. Los demás alimentos deben alternarse manteniendo estos en el centro, pues son muy útiles para el organismo.

Las sopas y los caldos reinan entre los platos invernales, también porque son platos únicos fáciles de preparar, nutritivos y a prueba de dieta. Y contrastan el frío como pocos platos lo hacen.

Sopas, cereales y alubias, y en general la combinación entre cereales y legumbres calientes” – explica Piretta – “es lo máximo en términos nutricionales y de aprovisionamiento de alimentos sanos y antioxidantes”.

La fruta y el pescado

Luego, no deben faltar frutas y verduras, ricas de sales minerales y de vitaminas fundamentales por su poder antioxidante y antiinflamatorio. Es esencial “reforzar el organismo y apoyarlo en la prevención del malestar ligado a los cambios de estación, desde las enfermedades respiratorias hasta los resfriados. Es buena idea comer frutas y verduras ricas en vitamina A (como la calabaza, el repollo y las zanahorias) y en vitamina C (como el kiwi y los cítricos). Lo ideal sería combinar esto con segundos platos de pescado y carne, fundamentales para una dieta equilibrada. No tenemos que olvidarnos, de hecho, del pescado: el atún y otros tipos de pescado azul son antiinflamatorios y, por ende, ayudan a prevenir el resfriado”.

Un lugar importante en la mesa invernal está reservado para las frutas secas. Se deben combinar también con las verduras, tienen un gusto encantador y una gran riqueza de minerales que protegen el sistema inmunitario.

“Atención a no exagerar con las cantidades: es verdad que con el frío el organismo necesita más energía para producir calor, pero las nueces, almendras y avellanas – precisa Piretta – son muy calóricas y pueden hacerte ganar peso”

Alternando estos alimentos en nuestra dieta diaria lograremos calentarnos, nutrirnos con gusto y aumentar nuestras defensas inmunitarias.

Descubre los 10 alimentos para combatir el frío desde la mesa

1 – Las legumbres

Los frijoles, las lentejas, los guisantes y los garbanzos son calientes, corroborantes y ricos en hierro. Tener buenas reservas es especialmente importante en invierno pues la carencia de hierro hace sentir más frío. Junto a los cereales son aún más gustosas, nutritivas y saciantes.

2 – Los cereales

Los cereales proveen energía y revisten una importancia particular para combatir el frío en la mesa. En su versión integral, los cereales son aún más ricos de vitaminas del grupo B, que aumentan la resistencia al frío. Puedes usarlos para las comidas principales, preferiblemente combinados con las legumbres. Arroz con lentejas, pastas y legumbres, trigo sarraceno y lenteja, cous cous y garbanzos, etc. Te calentarás y te sentirás satisfecho por más tiempo.

3 – Frutas secas

Nueces, almendras, avellanas y pistachos contienen vitamina E (antioxidante y aliada del sistema inmunitario) y sales minerales. El zinc, en particular, presente especialmente en las nueces, ayuda a reforzar las defensas inmunitarias y protege también la piel de los efectos del frío.

4 – Carne, pescados y huevos

Todas las fuentes de proteínas son importantes para el frío. El consumo de proteínas activa, de hecho, la termogénesis, es decir, la producción de calor. Hay que privilegiar las carnes blancas y el pescado azul, sobre todo si estás a dieta, porque nutren sin ser pesadas y balancean los tiempos de digestión más largos que requieren las sopas de cereales y legumbres. Para contrastar el frío, prepáralas al horno con un contorno de verduras mixtas, y sirve todo caliente.

5 – Frutas frescas

En lo que se refiere a las frutas, cuando el frío arrecie, prefiere kiwis y cítricos. Ambos, de hecho, son ricos en vitamina C, que refuerza el sistema inmunitario puesto a prueba por los cambios de temperatura. Un jugo de naranja al inicio del día o a media mañana es ideal para mantener lejos un resfriado.

6 – Combatir el frío desde la mesa comiendo verduras de temporada

Entre los vegetales hay algunos muy útiles para combatir el frío en la mesa, porque puedes comerlos calientes y porque son ricos de propiedades beneficiosas para el organismo. Las espinacas, por ejemplo: ricas en hierro que contrasta el frío. Los brócolis, la calabaza, el repollo y las zanahorias: todas estas verduras son ricas en vitamina C y en antioxidantes que promueven las defensas inmunitarias. El beta caroteno de las zanahorias, en particular, estimula la producción de glóbulos blancos.

7 – Parmesano

Contiene proteínas de alto valor biológico que tienen la capacidad de reforzar los anticuerpos. Sin excederse en las cantidades, visto que tiene una gran cantidad de grasas además de los nutrientes, puedes combinarlo también con sopas y ensaladas mixtas.

8 – Lácteos

Una taza de leche caliente es el emblema del calor y de la nutrición. Es mejor tomarla de día que de noche, para no hacer pesada la digestión. En cambio, el yogurt refuerza el sistema inmunitario y también es de ayuda para la piel desde el punto de vista cosmético.

9 – Combatir el frío desde la mesa con las bebidas calientes

Las infusiones y el té calientan, relajan, son depurativos y a menudo también antioxidantes (como el té verde). Son ideales en la tarde o antes de irse a dormir, para calentarse y no sentir deseos de picar.

10 – Combatir el frío desde la mesa: ajo y cebolla

Ambos son antimicrobios y antibacteriales, aliados importantes contra el resfriado sobre todo si se consumen crudos. El infuso a base de ajo es particularmente eficaz contra el dolor de garganta, naturalmente para quien logra beberlo porque tiene un sabor fuerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí