Inicio Salud y dieta Dieta durante la menopausia: cómo acelerar el metabolismo y qué comer

Dieta durante la menopausia: cómo acelerar el metabolismo y qué comer

333
0
Compartir

La dieta durante la menopausia es importante pues te ayuda a perder los kilos acumulados.

Además, la alimentación tiene un papel fundamental para manejar y enfrentar este período de la vida de la mejor forma posible.

De hecho, es una fase de la vida en la que los cambios del cuerpo generalmente deben asociarse a comportamientos cotidianos y en la alimentación que pueden limitar los síntomas más fastidiosos, así como reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis y el sobrepeso.

La menopausia implica una aceleración del aumento de peso por motivos hormonales que lleva a una disminución del metabolismo basal.

Esto quiere decir que, luego de esta fase, adelgazar es más complicado, aunque no es imposible.

Así que hay que tomar medidas diferentes respecto a las que tomaría una mujer joven porque el metabolismo basal se reduce y porque la actividad física se hace menos frecuente.

Cómo acelerar el metabolismo para adelgazar en menopausia

Es importante intensificar la actividad física incluso desde la pre-menopausia, ese período que puede durar dos-tres años y que coincide con el inicio de la menor producción de estrógenos.

El movimiento regular, de cualquier tipo, especialmente el aeróbico, que va desde subir las escaleras hasta caminar rápido, desde la natación hasta la gimnasia en el agua o los ejercicios en el gimnasio al menos 2 o 3 veces a la semana, es un remedio infalible para combatir:

  • Aumento de peso
  • Desórdenes cardiovasculares
  • Descalcificación ósea progresiva
  • Estrés y depresión

Dieta durante la menopausia: qué comer y qué evitar para adelgazar

Intenta evitar comer de forma desordenada: estructurar los platos te permitirá evitar ataques de hambre imprevistos y calorías de más.

Además del desayuno, almuerzo y cena, haz siempre 2 meriendas al día, a media mañana y a media tarde. Por ejemplo, un yogurt o una fruta son opciones geniales.

Hay que limitar los azúcares simples, las frituras, la sal y todos los alimentos que lo contengan “escondido”, como los cubitos, embutidos o productos enlatados, para evitar la retención hídrica.

Para darle sabor a los platos, lo ideal es recurrir a hierbas aromáticas y especias.

Reducir las grasas es fundamental, pero debes saber que durante la menopausia habría que reducir también la ingesta de proteínas.

Los carbohidratos son una fuente esencial de energía, pero si se incluyen en exceso pueden aumentar la glicemia y favorecer también la aparición de diabetes en las personas susceptibles y con antecedentes familiares de esta patología.

También los súper alcohólicos deben evitarse, aunque en términos de alcohol se puede beber de vez en cuando un vaso de vino durante las comidas principales.

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí