Inicio Recetas light Pollo al curry: la receta ligera y exótica

Pollo al curry: la receta ligera y exótica

290
0
Compartir

El pollo al curry es una receta rápida, fácil de preparar y esencialmente ligera. La variante de Manzanaroja se adapta también a quien está siguiendo una dieta para adelgazar. Un plato exótico, cremoso y sabroso, que se distingue por el sabor y la esencia del curry. Pero, ¿cómo preparar el pollo al curry? ¿Es posible prepararlo con poca leche? ¿Cuáles son sus propiedades nutricionales? Esta es la receta clásica, ¡la deliciosa variante  con leche de coco y todos los consejos que debes seguir!

El pollo al curry entre aroma y sabor

Ésta receta es uno de los platos étnicos preferidos por los españoles. El pollo al curry es un segundo plato para ti, si te gustan los sabores fuertes y aromáticos.

El curry es una mezcla de especias que le da un gran sabor a cualquier receta. Además, entre las sustancias que contiene se encuentra la cúrcuma, que tiene un papel muy importante como antioxidante, pues combate los radicales libres y protege las células de los procesos oxidativos.

La receta del pollo al curry es de origen asiático: es un clásico de la cocina india, tailandesa y china. En su receta tradicional se usa la crema de leche para compensar el fuerte sabor del curry; pero en la variante propuesta por Manzanaroja se usará primero el yogurt y luego la leche de coco.

Primero un lácteo ligero, y luego una bebida vegetal deliciosa que se combina muy bien con el interesante sabor del pollo condimentado.

Pollo al curry: receta

Segundo plato de carne
Tiempo de preparación 15 minutos
Tiempo de cocción 15 minutos
Porciones 4 personas
Calorías por Persona 318
Calorías Totales 1272

Ingredientes:
– 800 g de pechuga de pollo
– 130 g de yogur desnatado
– ¡cebolla 2
– 2 calabacines
– 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
– 2 cucharaditas de curry en polvo
– sal al gusto

Instrucciones:

1. Corta las pechugas de pollo en cubos o tiras y apártalas. Haz lo mismo con los calabacines y las cebollas, pero mejor córtalos en tiras.
2. En una sartén antiadherente, vierte una cucharada de aceite AOVE y caliéntalo a fuego medio durante 1 minuto.
3. A continuación se añade la cebolla, se le da la vuelta y se fríe durante unos 2 minutos, y se repite el mismo paso con los calabacines. Cuando las verduras se hayan dorado, se apaga el fuego y se aparta.
4. En otra sartén antiadherente, calienta una cucharada de aceite EVO y añade el pollo cortado en dados. Cocina a fuego medio-bajo durante 5 minutos, añadiendo una pizca de sal.
5. Añade la mezcla de calabacín y cebolla a la sartén con el pollo y mezcla enérgicamente (mantén el fuego pero no alto).
6. Añade el curry en polvo y mezcla.
7. A continuación, procede con el yogur, añadiéndolo uniformemente por toda la sartén. Mezcla todo con cuidado para que quede bien mezclado.
8. Tapa y cocina durante al menos 10 minutos (o hasta alcanzar el punto de cocción deseado).

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí