Inicio Fitness Qué deportes hacer para combatir la ansiedad y recuperar la sonrisa

Qué deportes hacer para combatir la ansiedad y recuperar la sonrisa

206
0
Compartir

El deporte es un medio muy eficaz para combatir la ansiedad: moverse ayuda a refrescar las ideas, a vaciar la mente ¡y más!

De hecho, practicar deporte estimula la producción de endorfinas, las moléculas del bienestar que te proporcionan serenidad, y también buen humor y noches tranquilas.

Conoce las hormonas del buen humor.

Las endorfinas intervienen como cofactores en la regulación del estado de ánimo, por lo que, mientras más se estimula el mecanismo natural del placer con el deporte, más abierto se está a las experiencias de la vida y, progresivamente, se afrontan las situaciones con más desprendimiento, incluso cuando se pasa por un momento de «no».

Con la práctica de deportes, el cuerpo se acostumbra al «estrés saludable» y, por tanto, se vuelve más resistente al «estrés real» que te hace sentir negativo, cansado y nervioso.

Los investigadores de la Universidad de Arizona han demostrado que quien practica deporte con regularidad produce menos adrenalina (hormonas del estrés) que una persona sedentaria. Pero ¿cuáles son los deportes más eficaces?

¡Sí a los deportes al aire libre en la naturaleza!

Practicar un deporte al aire libre es bueno para la salud, pero hacerlo en medio de la naturaleza ¡es bueno para la salud y también para el alma!

Desde el punto de vista físico, dar largos paseos por el bosque, montar en bicicleta, practicar la marcha nórdica o hacer canotaje, te ayuda a respirar aire puro y a oxigenarte al máximo y, por ende, a librarte de la ansiedad.

Además, la actividad física en la naturaleza puede aumentar tu autoestima y hacerte sentir satisfecho con la vida, aunque estés pasando por un momento de estrés.

Un estudio japonés ha demostrado que quien practica el «shinriyoku» (paseos por el bosque) obtiene como beneficio inmediato la reducción del ritmo cardíaco y de la presión arterial.

Así que ¡sal de la ciudad apenas puedas! Además, la luz solar tiene un efecto beneficioso sobre el estado de ánimo, estimulando la producción de la hormona de la felicidad, la serotonina, y favoreciendo la producción de vitamina D por parte de nuestro organismo, entonces ¡sí a cualquier actividad deportiva en la naturaleza!

Consejos para hacer deporte y deshacerse de la ansiedad

  1. Elige un deporte que te divierta: disfrutar haciéndolo es la mejor manera de ser constante en tu actividad física.
  2. Elige un deporte sin competición: el objetivo es relajarse, mimarse y sentirse bien.
  3. Comprométete: compra una agenda donde anotarás tu programa y tus citas deportivas. Si no lo consigues, fíjate un programa como el del reto de los 100 días.

¡Descubre qué deporte es adecuado para ti!

1 – Los deportes cardiovasculares: un cansancio que te relaja

Deportes cardiovasculares: ¿cuáles son?

  • Carrera moderada;
  • saltar la cuerda;
  • aeróbicos;
  • ciclismo;
  • caminar a paso ligero.

Deportes cardiovasculares: los beneficios para la mente

Trabajan todo el cuerpo y tu sistema cardiovascular, proporcionándote un «cansancio saludable» en los músculos.

Además, si se practican a un ritmo moderado, provocan la liberación de endorfinas. Los investigadores de la Duke University han demostrado que correr durante 40 minutos aumenta la producción de serotonina, que regula el estado de ánimo.

Deportes cardiovasculares: para quién

Para todas las personas que piensan demasiado o necesitan desahogarse, las que tienen un carácter explosivo o las que tienen tendencia a ser negativas o deprimidas.

Recomendaciones

Mientras corres o montas en bicicleta, intenta alejar los pensamientos negativos y concéntrate en el paisaje o en tu lista de reproducción para distraerte y sentir mejor los beneficios.

Cuántas veces a la semana: 2 o 3 sesiones de 30-40 minutos a la semana.

2 – Deportes acuáticos para relajar tu cuerpo

Deportes acuáticos

  • Natación;
  • aeróbic acuático;
  • nadar con aletas;
  • hidrobike.

Beneficios

Agradables porque se practican en agua tibia, los deportes acuáticos favorecen la relajación del cuerpo ¡haciéndolo trabajar mucho más de lo que parece!

La resistencia del agua aumenta el trabajo del corazón y de los músculos y, como recompensa, proporciona un masaje corporal. ¿Resultado? Sales del agua con los músculos relajados y la cabeza despejada de preocupaciones, gracias al aumento de la producción de serotonina.

Para quién

Para las personas tensas o agitadas, para quien tiene tendencia a picar entre comidas y sufre de hambre nerviosa, para quien tiene problemas de insomnio.

Recomendaciones

La condición sine qua non para practicar un deporte acuático es ¡amar el agua!

Si tienes miedo de aburrirte después de unos cuantos largos, puedes alternar actividades acuáticas (por ejemplo, hacer un curso de aeróbic acuático + 10-15 largos de braza o espalda para estirar los músculos).

Cuántas veces a la semana: 2 sesiones de 40-60 minutos por semana.

3 – Deportes de meditación para calmar tu mente

Deportes de meditación

  • Yoga;
  • tai-chi-chuan;
  • artes marciales;
  • Qi-gong.

Beneficios

Estas disciplinas trabajan tanto el cuerpo como la mente.

Se basan en la respiración y en la búsqueda de precisión en la ejecución de la posición.

Al igual que la meditación, proporcionan beneficios relacionados con una mejor gestión de la ansiedad al reducir los niveles de cortisol, de la frecuencia cardíaca y de la presión arterial.

El cuerpo recupera la elasticidad y la movilidad, pero no solo eso: estas disciplinas proporcionan una sensación de paz interior, ofreciendo la posibilidad de ver los problemas con otros ojos.

Deportes de meditación: para quién son adecuados

Para quien odia la competición, para quien tiene problemas de constancia y motivación, para quien está a punto de explotar, para quien sufre de calambres nocturnos o padece de tensiones musculares relacionadas con el estrés.

Recomendaciones

¡No hay edad para empezar! Al principio es mejor que te asesore un instructor, luego puedes practicar estos deportes solo en casa, cuando tengas unos minutos para sentir los beneficios.

Cuántas veces: 2-3 sesiones de 1 hora a la semana, luego 1 sesión de 1 hora + 15-20 minutos diarios, al inicio o al final del día.

¿Te ha gustado nuestro artículo? Compártelo en Pinterest.

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí