Administrar consentimiento de cookies
Para brindarle las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento para estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o identificaciones únicas en este sitio. No dar su consentimiento o retirarlo puede afectar negativamente algunas características y funciones. Política de privacidad
Aceptar

Receta de sangría española: fresca y rica

¿Quieres descubrir cómo preparar una deliciosa receta de sangría española? Descubre lo sencillo que es elaborar esta fresca y rica bebida.
sangria ya preparada

Tabla de contenidos

La sangría es un cóctel refrescante a base de vino y fruta. Bebida típica del verano originaria de España, aunque para algunos tendría orígenes antillanos, se ha hecho famosa en todo el mundo por su sabor inconfundible y su facilidad de preparación. Para la receta de sangría española basta con un poco de fruta, normalmente melocotones, manzanas y limones, un buen vino tinto y otros aromatizantes naturales para preparar una colorida bebida perfecta para alegrar la mesa.

Sangría viene de sangre, por el uso de vino tinto. Pero a lo largo de los años también se ha experimentado con alguna receta de sangría española con vino blanco, sobre todo en Cataluña. Hoy en día, la normativa europea estipula que la sangría sólo puede elaborarse en España o Portugal con menos del 12% de alcohol en volumen del líquido.

Sangría, una historia de éxito

Desde luego, no es nada nuevo mezclar vino y sustancias azucaradas para crear una bebida que sacie la sed o un postre diferente (piensa en los clásicos melocotones con vino). Ya los romanos y los griegos añadían azúcar y especias al vino para hacerlo más sabroso y consumirlo caliente o frío.

Hippocras (así se llamaba la mezcla aromática muy popular en la península Ibérica medieval) puede considerarse por tanto un antepasado de la sangría. Fue a finales del siglo XIV, con el fin de la dominación árabe, cuando la producción vinícola española recobró impulso y con ella la creación de bebidas dulces como la sangría.

Receta de sangría española

Sangría española

Sangría española

Raciones

8

raciones
Tiempo de preparación

20

minutos
Calorías por ración

232

kcal

Ingredientes

  • 1 l de vino tinto

  • 1/2 l de gaseosa

  • 2 manzanas

  • 1/2 vaso de coñac

  • 600 g de naranjas

  • 400 g de melocotones

  • 350 g de limones

  • 120 g de azúcar

  • 1 vaina de vainilla

  • 2 ramas de canela

  • 6 clavos

  • 450 g de hielo

Instrucciones

  • Lavar bien toda la fruta y cortarla en dados regulares sin pelar. Exprimir el zumo de un limón y una naranja y reservarlo.
  • Cortar el resto de limones y naranjas en dados regulares, sin quitarles la piel, después de lavarlos bien. Reservar unas rodajas enteras para ponerlas en la sangría como decoración.
  • Verter toda la fruta en un bol grande y cubrirla con el zumo de los cítricos y el vino tinto. Añadir también el azúcar, removiendo bien, y los aromas: la vaina de vainilla cortada por la mitad, las ramas de canela y los clavos colocados en un infusor de té. Por último, añadir el coñac. Dejar reposar en el frigorífico al menos dos horas, mejor toda la noche.
  • Pasado este tiempo, retirar el infusor con la vaina de vainilla, añadir la soda y el hielo. Servir la sangría.

Cómo se hace la sangría española: la explicación

La receta de sangría española es muy fácil de preparar. El secreto está en la maceración de los ingredientes. Hay que dejar macerar el vino, la fruta y los aromas durante al menos 2 ó 3 horas. Mejor aún si la preparas el día anterior. Precisamente por eso, hay que elegir frutas firmes que no se aplasten con el alcohol y no estropeen el resultado final enturbiando el cóctel.

En cuanto a la calidad de la fruta, realmente no hay límite para tus gustos. No olvides los melocotones y las naranjas, pero también puedes añadir si te gustan fresas, cerezas o zumo de granada. Pero, ¿cómo de dulce debe ser la sangría? Una vez más, la elección depende de ti. Si no te gusta un sabor demasiado empalagoso, sustituye la soda por gaseosa.

sangría española ya preparada

Propiedades de la receta de sangría española

La sangría debe considerarse una bebida refrescante agradable, pero debido a la cantidad de alcohol que contiene y al contenido de azúcar, naturalmente no debe consumirse en grandes cantidades. El alcohol también tiene calorías, 7 por gramo, y son calorías que no aportan nutrientes al organismo. En el caso del vino tinto, sin embargo, destacamos la presencia de una sustancia beneficiosa, el resveratrol, que tiene una gran acción antioxidante.

Esta acción se ve amplificada por la combinación con zumo de naranja y limón, ricos en vitamina C, y la presencia de melocotón y manzana. Dos frutas que, desde luego, no carecen de minerales y vitaminas como calcio, hierro, cobre, magnesio, azufre, potasio y fósforo.

¿Quieres descubrir si la dieta y el vino se llevan bien? No te pierdas aquí nuestro artículo.

Share the Post: