Administrar consentimiento de cookies
Para brindarle las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento para estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o identificaciones únicas en este sitio. No dar su consentimiento o retirarlo puede afectar negativamente algunas características y funciones. Política de privacidad
Aceptar

Paola -43 kg con ManzanaRoja: “¡Esta dieta me ha devuelto la vida!

Paola ha perdido 43 kilos usando la app ManzanaRoja y se siente una persona completamente nueva. ¡Descubre su historia!
Paola antes y despues de usar la App ManzanaRoja para adelgazar

Tabla de contenidos

Paola padece desde hace tiempo disfunción tiroidea. Perder peso ha sido su objetivo desde la adolescencia. Pero entre dietas drásticas, nutricionistas e intentos infructuosos, ya había perdido la esperanza. El tiempo pasaba y las ganas de intentarlo disminuían. Pensaba que el sobrepeso sólo estaba relacionado con la tiroides y que, por tanto, estaba destinada a seguir siéndolo.

Y cuanto más ganaba terreno esta idea, más la única salida seguía siendo la comida, en una espiral difícil de romper. Un trabajo sedentario también está asociado a esto y ella, que es diseñadora web para empresas, no tiene mucho tiempo para hacer deporte.

Sin embargo, un día conoció ManzanaRoja y se dijo a sí misma “venga, vamos a probarlo, como mucho será un intento más”. Cuando le enseñó la dieta a su endocrino y éste le dio el visto bueno, empezó su verdadero viaje y hoy, después de un año, ha perdido 43 kg.

“Pensé que esta dieta también sería otro fracaso más, ¡en cambio ha sido mi gran avance!”.

¡Por fin una dieta rica!

Pocas personas conocen las dietas como Paola, ¡que ha estado a dieta prácticamente diez años de su joven vida! Para ella, de hecho, estar a dieta siempre estuvo asociado a privaciones, nunca a una verdadera educación alimentaria. Una dieta le quitaba el pan, otra le imponía normas estrictas, otra no atendía a sus necesidades. Adelgazar también era difícil porque no se sentía tranquila.

Ahora, una dieta tan variada y sin demasiados sacrificios es mucho más adecuada para el estilo de vida de una chica de 24 años. ManzanaRoja le enseñó que no hay que quitar, sino que es importante añadir. Incluir nuevos alimentos que antes no comía, como las legumbres, que ahora le gustan. No privarse de pizza o de dulces, sino aprender nuevas recetas, redescubrir el gusto de cocinar: todo esto la tranquilizó. Y por fin se sintió complacida en sus deseos.

“ManzanaRoja, comparada con otras dietas que he hecho, tiene la belleza de no cansar, de comer de todo”.

Una dieta para toda la familia

Para Paola, que vive con sus padres, era importante una dieta sencilla y variada a la vez. Redescubrió el placer de cocinar. Aprende, experimenta y se divierte en la cocina. En su proyecto de bienestar y equilibrio ha conseguido implicar a todos, incluso a su hermana de 14 años. Hoy, con su ejemplo, ella también renuncia a los tentempiés rápidos y a los aperitivos poco saludables para seguir las sugerencias de ManzanaRoja.

Pero el verdadero logro es su abuelo, que ha perdido unos 30 kg con la dieta, ¡sintiéndose más joven y con más energía! ManzanaRoja ha sido una red de seguridad, comiendo bien, mucho y equilibradamente, sin alterar los hábitos alimentarios de la familia, sino favoreciéndolos.

“Mi abuelo, simplemente comiendo sano con ManzanaRoja, ¡hoy se ve y se siente como un hombre joven!”.

Una vida más ligera

Antes de ManzanaRoja, Paola se abandonaba cada vez más, no alcanzaba las metas que se había propuesto. Pero esta vez, incluso con algunos malos momentos (que por supuesto los hubo), sintió una sensación totalmente distinta. Los problemas que no debería haber tenido a su edad empezaron a desaparecer poco a poco.

Se acabaron los dolores de espalda, las piernas cansadas y el reflujo que había padecido durante tanto tiempo. Cocinar se ha convertido en un pasatiempo lúdico, un hobby agradable que la relaja y engancha.

“Esto no me había pasado nunca, ¡pero quiero seguir porque me divierto con ManzanaRoja!”.

Se acabaron los prejuicios

No sentirse bien con uno mismo es una sensación muy común cuando se decide ponerse a dieta. Paola también experimentó una especie de aislamiento, inducido por sentirse constantemente observada. Esto le pasó factura en sus relaciones interpersonales y en su vida diaria. Hoy es consciente de que quizá fue ella la primera en juzgarse a sí misma.

Aunque todavía no se siente totalmente satisfecha, su autoestima ha mejorado claramente. Es más segura y espontánea y sus relaciones con el mundo exterior también mejoran. Al pensar en la dieta, piensa “maldita sea, ¿por qué no lo hice antes?”.

¡No había tenido un peso tan bajo desde los 15 años! Es la primera vez que logra algo por sí misma, ¡y ahora nada la detiene!

“ManzanaRoja me ha devuelto la vida, sonrío y digo: ¡intenta pararme ahora, si puedes!”.

Share the Post: