Inicio Salud y dieta Alimentos saludables Cómo cocinar con la vasocuttura, las mejores recetas en tarros de cristal

Cómo cocinar con la vasocuttura, las mejores recetas en tarros de cristal

579
0
Compartir

La vasocuttura es una antigua técnica de cocción utilizada para conservar los alimentos. Hoy en día se ha hecho muy popular porque es sana, cómoda y funcional. Al cocinar en un tarro, las sustancias mantienen sus nutrientes intactos, las comidas son más sabrosas sin necesidad de añadir demasiados condimentos o grasas.

En definitiva, una revolución en la cocina que hay que redescubrir.

Qué es la vasocuttura

La vasocuttura, como el propio término indica, es la cocción de alimentos en tarros.

Nuestras abuelas lo utilizaban para las conservas, cocinando los tarros en grandes ollas colocadas sobre braseros. De este modo, se aseguraban una reserva de alimentos para cada temporada, desde salsa de tomate hasta mermeladas, pero también carne y verduras.

En los últimos años, este método se ha hecho cada vez más popular gracias a los nuevos electrodomésticos, como el microondas, que lo hacen todo más fácil. Además, la técnica se ha perfeccionado: no sólo se preparan alimentos sencillos, sino también platos elaborados.

Desde los aperitivos al postre, todo se puede cocinar en tarros.

Las ventajas de la vasocuttura

Las ventajas y beneficios de la cocción en tarros de cristal son diversos. Especialmente la preparada en el microondas, es:

  • fácil
  • rápida
  • saludable.

Con la cocción directa en tarros se conservan todas las cualidades nutricionales de los alimentos, también los sabores y aromas permanecen intactos y los platos son mucho más sanos y apetecibles. La técnica de cocción requiere pocos condimentos, sal y aceite en cantidades mínimas. Esto lo hace mucho más dietético, sin sacrificar el sabor.

Otra ventaja de esta técnica, que no debe subestimarse, es su practicidad. Puedes cocinar diversos platos en botes de cristal, guardarlos en la nevera y calentarlos cuando los necesites. Es un gran ahorro de tiempo y energía.

Con la vasocuttura, puedes preparar deliciosas recetas con mucha antelación. Desde el primer plato hasta los dulces, siempre tendrás a disposición una reserva de platos preparados tanto para el almuerzo como para la cena.

Además, puedes servir los platos directamente en los tarros, para impresionar a tus invitados y evitar el uso de otros platos.

Cómo cocinar en tarros

La vasocuttura es un método de cocción rápido y sencillo. Es una tendencia que se está haciendo cada vez más popular, considerando las grandes ventajas que ofrece. El principio básico de la vasocuttura es el mismo que se utiliza para hacer mermelada.

Toma un tarro de vidrio, coloca todos los ingredientes de la receta dentro, cierra herméticamente y ponlo a cocinar.

Son variadas las opciones para cocinar con esta técnica:

  • en un horno tradicional
  • a baño maría
  • en el microondas
  • en el lavavajillas.

Dependiendo de la técnica utilizada, los tiempos de cocción cambiarán. Al baño María, los tarros, cerrados y colocados en una olla llena de 2/3 de agua, se cocinan en 16 minutos.

En el microondas, los tarros de 500 ml sólo necesitan 6 minutos, a una potencia de unos 700-800 W.

En el horno tradicional, una vez que se introducen los tarros en una fuente de horno llena con 2 centímetros de agua a 60°- 80°, debes esperar 20 minutos para una cocción óptima.

Por último, con el lavavajillas, los tarros cerrados herméticamente deben permanecer en cocción durante el tiempo de lavado de la carga completa.

Independientemente del método utilizado, nunca hay que excederse en el tiempo de cocción. Es mejor no llenar los tarros hasta el borde, sino dejar un poco de espacio para el vapor que se forma y expande durante la cocción.

Los tarros deben dejarse reposar durante al menos 15 minutos antes de abrirlos. Para una correcta apertura del tarro, tira de la lengüeta del precinto y luego retira los ganchos.

Vasocuttura: los mejores tarros de vidrio para cocinar

Pero ¿cuáles son los tarros que hay que utilizar para esta técnica? Hay que elegirlos con cuidado porque no todos son adecuados.

Los recipientes adecuados para la vasocuttura son tarros de vidrio con cierre hermético y juntas de goma o silicona.

Además, debes asegurarte de que los tarros son capaces de mantener el vacío. Los tarros más adecuados para la vasocuttura, especialmente la de microondas, son también aptos para funcionar como pequeñas ollas a presión.

En cuanto al tamaño de los envases, en general, los tarros:

  • de 350 ml se utilizan para los postres
  • los de 500 ml para porciones individuales
  • los de 1 litro para verduras, sopas y platos principales.

Por supuesto, dependiendo del tamaño, el tiempo de cocción también cambia:

Un tarro de 500 ml tarda 6 minutos, mientras que un tarro de 1 litro tarda 12 minutos.

A continuación, encontrarás una selección de tarros que se pueden utilizar para la vasocuttura. Los más fiables, prácticos y versátiles seleccionados para ti por Manzanaroja.

El mejor: Tarro Tulipán Weck

Son los tarros para vasocuttura más cómodos y funcionales del mercado. El precio se refiere a una caja con 6 tarros completos, con tapa, junta y clips. Excelente rendimiento, de hecho, alcanzan antes el punto de ebullición, se abren fácilmente y el vidrio es de excelente calidad. Además, cuentan con una característica que no hay que subestimar, se pueden lavar en el lavavajillas ya que los ganchos se pueden quitar.

El mejor por calidad-precio: Bormioli Fido

Pequeño precio, gran rendimiento. Los tarros de la línea Fido, de Bormioli, son una garantía de fiabilidad. Muy espaciosos y de excelente acabado, el vidrio es de buena calidad, muy denso y, por lo tanto, más resistente.

El más práctico: Viva Haushaltswaren

Prácticos y resistentes, los tarros también tienen un diseño atractivo, lo que los hace perfectos para llevarlos a la mesa. Un modelo realmente ideal para la vasocuttura, con juntas bien hechas y ganchos de acero, se pueden meter en el lavavajillas.

Qué cocinar con vasocuttura: 3 recetas rápidas y fáciles

Gracias a la versatilidad de la vasocuttura, podemos cocinar todo un menú, desde los aperitivos hasta los postres. De hecho, en los tarros se pueden cocinar primeros y segundos platos de carne y pescado, y también verduras, sopas y postres.

Recuerda que la carne, por ejemplo, si quieres hacer un guiso, debe dorarse con aceite y cebolla durante un par de minutos en el microondas. A continuación, se añaden los demás ingredientes, removiendo bien para que se mezcle todo y se vuelve a meter en el horno.

Estas son algunas recetas para que pruebes desde ya esta nueva técnica culinaria.

1- Bacalao guisado

Ingredientes:

  • bacalao (rodaja de 200 g)
  • tomates cherry
  • aceitunas
  • ajo
  • alcaparras
  • tomillo
  • aceite al gusto
  • sal al gusto
  • pimienta al gusto.

Introduce todos los ingredientes en el tarro de 500 ml, con cuidado de no llenarlo hasta el borde: primero el bacalao, luego los tomates cortados en trozos, las aceitunas, las alcaparras y el diente de ajo. Por último, un chorrito de aceite, un poco de sal y pimienta. No es necesario sazonar demasiado, con la vasocuttura los alimentos conservan sus valores nutricionales y son mucho más sabrosos. Una vez que el tarro esté lleno, ciérralo herméticamente con los ganchos y mételo en el microondas durante 7-8 minutos. A continuación, retira y deja reposar otros 15 minutos, para que la cocción continúe fuera del horno.

2- Ratatouille

Ingredientes:

  • 1 pimiento
  • 1 calabacín
  • Una berenjena
  • cebolla
  • tomates
  • ajo
  • albahaca
  • orégano
  • sal al gusto
  • pimienta al gusto
  • aceite al gusto.

Introduce las verduras, bien lavadas y cortadas en trozos pequeños, en un tarro de 1 litro. Primero la cebolla cortada en rodajas, y luego poco a poco todos los demás ingredientes: la berenjena, el pimiento, el calabacín, los tomates, la albahaca, el orégano y el diente de ajo. Agrega un poco de sal y, por último, añade un chorrito de aceite. Cierra herméticamente el frasco y engancha. Cocina en el microondas durante 12 minutos y, una vez retirado, espera otros 20 minutos, para que se forme el vacío. Luego de este tiempo, lo puedes abrir y servir o guardar en la nevera y consumir en otro momento.

3- Manzanas cocidas en tarros

Ingredientes:

  • una manzana
  • una cucharadita de azúcar moreno
  • una pizca de canela
  • un chorrito de limón
  • un pequeño puñado de pasas

En un tarro de 270 ml corta la manzana en rodajas y añade el azúcar, el zumo de limón y las pasas. Cocina en el microondas durante 3 minutos, luego retira y deja reposar durante 5 minutos. El postre de manzana puede disfrutarse tanto frío como caliente.

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en Pinterest.

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí