Inicio Salud y dieta Cómo mejorar las comida en la oficina y mantenerse sano y en...

Cómo mejorar las comida en la oficina y mantenerse sano y en forma

173
0
Compartir

La comida en la oficina puede convertirse en un verdadero problema si has decidido empezar una dieta para perder los kilos demás: debe ser nutritivo, balanceado, pero sobre todo ligero y digerible para asegurarte una tarde productiva.

Con la dieta Manzanaroja, prepararte la comida para la oficina requiere un esfuerzo realmente mínimo porque ya tienes la lista de la compra, te ayuda a ahorrar y es una forma para adelgazar con éxito y comer más sano.

 

1 – Llena el plato de proteínas, verduras y carbohidratos

Las proteínas, en general, aportan a tu organismo 4 calorías por gramo.

Una dieta equilibrada aconseja que el consumo diario de proteínas sea alrededor del 15-20% del aporte calórico total.

Puedes incluir proteínas comiendo huevos (tienen el valor biológico más alto), leche y derivados, carne, pescado, legumbres y soya (proteínas vegetales).

¡Las verduras no deben faltar! Gracias a su composición de agua y fibra te hacen sentir más saciado, aportando vitaminas, sales minerales y antioxidantes.

En una dieta equilibrada (aunque sea hipocalórica), los carbohidratos deberían representar entre el 50 y el 55% de las calorías totales ingeridas al día.

2 – Comida en la oficina con la dieta del bocadillo

¡Mucha gente piensa que el bocadillo es el enemigo jurado de la forma física: en cambio no lo es, y la dieta del bocadillo de Manzanaroja lo demuestra!

El aporte calórico – explica el nutricionista Luca Piretta – depende del tipo de pan que uses y de cómo decidas rellenarlo.

Regálate una pausa de placer y usa nuestro servicio de sustituciones para cambiar cada día tus bocadillos y tus ensaladas en función de tus gustos.

3 – Prepara tu comida en casa: ¡una solución económica y saludable!

¡Preparar tu comida en casa no es imposible y te lleva poco tiempo!

Es mucho mejor una ensalada hecha en casa que las que encuentras en el bar o en el supermercado, pues puedes estar seguro de no olvidarte de las proteínas o de los cereales y podrás controlar el condimento.

Manzanaroja te enseña que debes saber lo que te comes y si eres tu propio chef… ¡al menos puedes estar seguro de lo que tienes en el plato!

4 – Camina para quemar calorías y no tener dolor de espalda

¡Volver a la oficina implica estar sentado todo el día!

Intenta levantarte lo más posible, por ejemplo, cuando estés en llamada, levántate, pasea de un lado a otro en la habitación. Esto no solo le hará bien a tu espalda y tus piernas, sino que también te ayudará a quemar más calorías, limitando los daños de la comida en la oficina.

Lo que es importante es cambiar de posición. Si trabajas de pie todo el día, intenta no quedarte siempre en la misma posición: camina cada vez que puedas.

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí