Inicio Acerca de Manzanaroja Testimonios de Manzanaroja Débora -13 kg con Manzanaroja: «¡Ahora me pongo ropa que me gusta...

Débora -13 kg con Manzanaroja: «¡Ahora me pongo ropa que me gusta más!»

279
0
Compartir

Debora es una golosa incurable. Le apasionan los dulces y llevaba tiempo en el grupo de Facebook de Manzanaroja, pero no encontraba el impulso para empezar la dieta. Enseguida se dio cuenta de que era una dieta válida y seria, también por los numerosos testimonios que leyó. Apenas regresó de sus vacaciones, miró la balanza y decidió: inscribirse, participar en la comunidad e informarse. Convenció e involucró a su marido y juntos iniciaron esta hermosa aventura.

“Cuando me pesé, leí un peso que realmente no me gustaba, dije basta y empecé con Manzanaroja.”

Enseguida se dio cuenta de que Manzanaroja es una verdadera educación nutricional. Sin grandes sacrificios y sin renunciar a nada, propone un estilo mediterráneo que satisface y convence. Variada, colorida y saludable, de esta dieta a Debora le gusta también la posibilidad de conocer nuevas recetas y combinaciones.

Y es precisamente experimentando y aprendiendo como empieza a probar sabores que no conocía, para su gran asombro. Y así, poco a poco, incluso los hábitos poco saludables cambian, como comer un bocadillo rápido de una pastelería para el almuerzo. Gracias a la dieta del bocadillo, puede arreglárselas de forma autónoma, comiendo una comida rápida pero equilibrada e igualmente satisfactoria. De este modo, no renuncia al gusto por la comida, no se siente privada de nada, sino que pierde peso de forma constante. Y en pocos meses ha vuelto a su peso normal sin ningún sacrificio, con orgullo y satisfacción.

«¡Manzanaroja es una dieta que no te priva de nada y te permite manejarte sola sin problemas!»

Debora buscaba precisamente esto: una dieta que permite mantener los sabores de los alimentos y disfrutarlos sin tristeza. Además, el desayuno » premio» de los domingos, que forma parte de la dieta, satisface también su antojo de dulce. Le gusta poder disfrutar de su café con leche por las mañanas, sin tener que sentirse en dificultad.

Recomendaría esta dieta a cualquiera que quiera emprender un proceso ligero, sencillo y sin renuncias. Es una dieta divertida que no te hace sufrir y no se vuelve monótona y repetitiva como suele ocurrir con las dietas hipocalóricas. Incluso salir a cenar no es un problema con Manzanaroja. Sabe que puede disfrutar de una buena pizza en compañía sin ninguna consecuencia.

“¡Nunca renuncio a la pizza que me gusta porque sé que con Manzanaroja puedo hacerlo con tranquilidad!”

En el gimnasio o en casa, también tonifica su cuerpo y los resultados son realmente emocionantes. Tanto ella como su marido tienen resultados positivos en la balanza, ha perdido 8 kg y su forma física ha mejorado. Ambos están agradecidos con la dieta, pueden estar satisfechos y contentos con los resultados. Débora ha llegado a su peso objetivo, pero quiere intentar aumentar su meta en unos cuantos kilos más, porque esta dieta no le pesa en absoluto.

El grupo de Facebook nunca la deja sola, motivando y estimulando su deseo de continuar. Y si fue la comunidad la que empezó todo, ahora ella a su vez ayuda a los que quieren ponerse a dieta. Porque Manzanaroja es una dieta efectiva y real, ¡y es bueno decirlo en voz alta!

“¡Todo partió del grupo, porque me di cuenta de que había gente real y testimonios auténticos!”

Ahora que por fin tiene un peso adecuado, puede sentirse bien consigo misma, a gusto con su cuerpo. Ahora le encanta caminar, pasea por el paseo marítimo con su perro, con una renovada energía y constancia. Y las compras se vuelven agradables y divertidas. Le gusta elegir ropa que antes ni siquiera miraba. Las faldas más cortas, los pantalones cortos, los vestidos, pueden formar parte de su vestuario y esto es realmente inspirador. Quiere seguir por este camino.

“¡Por fin puedo ver la ropa que me gusta sin tener que renunciar a ella!”

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí