Inicio Noticias Dieta de mantenimiento Manzanaroja: por qué es importante seguirla luego de alcanzar...

Dieta de mantenimiento Manzanaroja: por qué es importante seguirla luego de alcanzar el objetivo de peso

208
0
Compartir

La dieta de mantenimiento, que se te envía después de haber alcanzado tu objetivo de peso, representa una parte fundamental del plan de la dieta Manzanaroja. Se trata de un régimen «transitorio» que te ayuda a adquirir un modelo de alimentación saludable que debes adoptar de por vida, para mantener el peso y no recuperar los kilos perdidos.

Sin embargo, son pocos los que la siguen: solo un pequeño porcentaje de los inscritos en Manzanaroja. ¿Por qué? Una de las principales razones, es el temor a volver a ganar peso: la dieta de mantenimiento, de hecho, tiene un mayor aporte calórico respecto a la dieta de adelgazamiento y esto, provoca en muchas personas el temor a recuperar los kilos que han perdido.

Una preocupación difusa, como manifiesta Sara, entre los numerosos miembros de la comunidad de Manzanaroja, con un post en el grupo de Facebook de Melarossa.it:

Sara Joelle Caltagirone Ventura

20 de junio a las 10:54

Buenos días, ayer cargué en la App que alcancé mi objetivo, entonces me asignó la dieta de mantenimiento, y de 1300 calorías que tenía asignadas, ahora tengo 1800, pero ¡siento temor de recuperar los kilos con estas calorías! Me parecen demasiadas. ¿Experiencias con el mantenimiento?

Gracias a todos, que tengan un buen día.

En realidad, con la dieta de mantenimiento, no sólo no se corre el riesgo de engordar, sino que está diseñada precisamente para ayudarte a evitarlo: después del periodo de mantenimiento, de hecho, podrás controlar tu alimentación de forma balanceada, sana y variada. Esto te permitirá seguir comiendo de forma equilibrada y mantener el peso adecuado que has logrado, gracias a la dieta de adelgazamiento Manzanaroja.

Por lo tanto, la dieta de mantenimiento es un paso fundamental que no debe saltarse, sino que es una parte integral de tu experiencia con la dieta Manzanaroja.

Te explicamos por qué y cómo funciona con la ayuda de las numerosas manzanitas que la han seguido y, que han ¡obtenido grandes beneficios de ella!

Dieta de mantenimiento: cómo funciona

La dieta de mantenimiento es una fase de transición de una alimentación más restrictiva, representada por la dieta hipocalórica, a otra más permisiva: de hecho, tiene un aporte calórico diario ligeramente superior al de la dieta de adelgazamiento Manzanaroja, que se aproxima al de una dieta normocalórica pero que sigue siendo inferior a las necesidades diarias de quien debe seguirla.

Este régimen alimenticio está diseñado para ayudarte a consolidar, es decir, a mantener en el tiempo, el objetivo de peso que has conseguido. Por lo tanto, durante la dieta de mantenimiento, tu peso no debe subir ni bajar, sino permanecer estable.

La dieta de mantenimiento tiene una duración ilimitada, pero después de 8 semanas, por lo general, el cuerpo se acostumbra a este aumento gradual de calorías: en este punto, deberías ser capaz de comer por tu cuenta de forma sana y equilibrada, sin necesidad de seguir un menú preestablecido.

Dieta de mantenimiento: por qué no hace engordar

Con la dieta de mantenimiento no corres el riesgo de engordar porque, al igual que la dieta de adelgazamiento, está calibrada en función de ti: tiene un aporte calórico más elevado, pero siempre inferior a tus necesidades.

Si por ejemplo, has seguido una dieta de 1100 calorías, una vez que alcances tu objetivo de peso se te proporcionará un programa de mantenimiento alrededor de 1500-1700 calorías.

Por eso puedes seguirla tranquilamente, sin temor a engordar o a recuperar los kilos que has perdido.

Como testimonia Erika, que lleva 7 meses con la dieta de mantenimiento y «no ha vuelto a engordar ni un gramo», come de forma equilibrada y saludable y está contenta con esta experiencia, «porque la dieta de mantenimiento es más que saciante y satisfactoria».

Erika Alagna

¡Hola!

En mantenimiento desde hace 7 meses.

No he aumentado ni un gramo, más bien perdí otro kilo. Solo en Navidad y Semana Santa comí sin limitaciones (esto no significa que me excedí, sino que simplemente no respeté la dieta de mantenimiento) y lo pagué de inmediato, ya que aumenté más de dos kilos y medio cada vez, a pesar de entrenar también en los días de fiesta (nunca  dejé el deporte).

Estos kilos de más, los perdí de nuevo retomando mi antigua dieta de 1100 calorías, aproximadamente por dos semanas. No me concedo ninguna desviación, merienda, ruptura de las reglas porque aumento enseguida, como ya he mencionado.

Sin embargo, no sufro, porque la dieta de mantenimiento es más que saciante y satisfactoria y, además aprendí a prepararme una gran variedad de primeros platos super gustosos y postres que no parecen para nada dietéticos.

Elisa, que lleva 2 meses en mantenimiento, también lo confirma: «Me siento bien y mi peso es estable«.

Elisa Ghizzardi

Yo estoy en mantenimiento desde hace 2 meses y me encuentro muy bien, mi peso es estable, y como han mencionado otras personas, si como cualquier cosa fuera de lo ordinario, aumento de peso y me toma una semana volver a ponerme en forma. Yo también entendí que mi cuerpo necesita una alimentación sana que debo mantener por mi salud. Aprendí con Manzanaroja a prepararme el helado, congelando la fruta y, tarde o temprano, prepararé uno de los postres dietéticos, eliminando ingredientes del resto de las comidas, de este modo no me excedo.

Dieta de mantenimiento: tu aliada para mantener el peso alcanzado

La dieta de mantenimiento es importante porque, después de la dieta hipocalórica, te lleva de la mano y te guía gradualmente hacia una dieta de calorías normales. Es una especie de guinda en el pastel de la dieta, la conclusión de un curso de educación alimenticia que te permite consolidar unas buenas prácticas de alimentación saludable para adoptarlas a lo largo de tu vida. Después de la dieta de mantenimiento, serás capaz de «valerte por ti mismo», es decir, sabrás cómo regularte en la mesa para mantenerte sano y proteger tu peso ideal.

Como confirman nuestras amigas Perla Azzurra, Luisa y Ra Rafa: el mantenimiento es un estilo de vida que te ayuda a mantener el peso alcanzado y a no recuperar los kilos perdidos.

Perla Azzurra

Yo después de muchos sacrificios alcancé mi peso ideal, perdí alrededor de 20 kg, pero hace ya bastante tiempo. Para mi, el mantenimiento ya es un estilo de vida, también porque cuando pierdes tantos kilos, te queda la preocupación eterna aunque solo aumentes 100g. Si, yo me excedo de vez en cuando (de lo contrario ¿qué vida es?. Pero, tanto antes como después de cometer un exceso, me limito bastante. No sigo ninguna dieta escrita, simplemente ya conozco muy bien mi cuerpo y sé que puedo comer y que no. 

 

Luisa Lannutti Scrap

De lo que he entendido, cuando estás en mantenimiento, adquieres un método sano para alimentarte. Esto no significa que deberás estar a dieta por el resto de tus días, sino que debes seguir las pautas, conviviendo también con los “excesos”, aprendiendo a manejarlos.

 

Ra Rafa

Confía en Manzanaroja y haz bien el mantenimiento. Es importante para fijar el peso alcanzado y no recuperar los kilos perdidos.

Ahora que entiendes los beneficios de la dieta de mantenimiento, gracias a las palabras de quien ha tenido la oportunidad de probarla, ¡no tienes ninguna razón para no seguirla cuando alcances tu objetivo de peso!

¿Quieres saber más sobre su funcionamiento y dar un vistazo a algunos ejemplos de menús? Lee nuestro artículo «La dieta de mantenimiento para no recuperar el peso después de la dieta».

¿Te ha gustado este artículo? Compártelo en Pinterest.

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí