Administrar consentimiento de cookies
Para brindarle las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento para estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o identificaciones únicas en este sitio. No dar su consentimiento o retirarlo puede afectar negativamente algunas características y funciones. Política de privacidad
Aceptar

Las copas menstruales son seguras y fiables

Las copas menstruales son seguras y fiables

Tabla de contenidos

Las copas menstruales son una de las alternativas más sostenibles, seguras y fiables a los tampones y compresas habituales. Suelen estar hechas de silicona médica, son hipoalergénicas, reutilizables y duran muchos años. Su uso, sin embargo, aún no está tan extendido.

Debido a la dificultad inicial de inserción y a una especie de reticencia por parte de muchas mujeres, todavía son elegidas por pocas personas en nuestro país. Ahora, sin embargo, las cosas pueden estar cambiando. De hecho, el primer estudio científico realizado sobre las copas menstruales, publicado en Lancet Public Health, afirma que son tan seguras y fiables como los tampones desechables.

El estudio publicado en Lancet confirma que las copas menstruales son seguras y fiables

La investigación, realizada mediante el análisis de 43 estudios en los que participaron más de 3.000 mujeres y niñas de distintos países del mundo, reveló que el 70% de las mujeres seguían utilizando copas menstruales una vez que se familiarizaban con ellas.

“A pesar de que 1.900 millones de mujeres menstrúan en todo el mundo” – explica la autora principal de la investigación, Penelope Phillips-Howard, de la Escuela de Medicina Tropical de Liverpool – “hay pocos estudios de calidad que comparen los productos para la salud menstrual“.

La investigación descubrió que la concienciación entre las mujeres sobre el uso de la copa es bastante baja. Entre las preocupaciones más comunes están el dolor, la dificultad de inserción o extracción, el miedo a las fugas y la irritación.

Sin embargo, concluye el estudio, las complicaciones son poco frecuentes.

A largo plazo, el uso de copas menstruales aporta muchas ventajas:

  • Son una opción mucho más barata, ya que cuestan entre 10 y 20 euros y pueden utilizarse hasta 10 años seguidos.
  • Son respetuosas con el medio ambiente, ya que no se tiran a la basura general como los tampones o las compresas.
  • Son fiables, ya que una vez insertadas correctamente es prácticamente imposible que se ensucien. Y duran hasta 8-9 horas.

Según los investigadores, por tanto, la difusión mundial de las copas menstruales podría ayudar a atajar la pobreza y los problemas de salud relacionados con la menstruación, como las infecciones, especialmente en países con deficiencias sanitarias.

Fuente: The Lancet

Share the Post: