Administrar consentimiento de cookies
Para brindarle las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento para estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o identificaciones únicas en este sitio. No dar su consentimiento o retirarlo puede afectar negativamente algunas características y funciones. Política de privacidad
Aceptar

Crepes salados rellenos: receta tierna y light

Averigua cómo preparar unos deliciosos y saludables crepes salados rellenos gracias a nuestra receta. ¡Pruébalos y no te arrepentirás!
crepes salados rellenos

Tabla de contenidos

Los crepes salados rellenos con verduras son una receta de la tradición culinaria francesa que también es muy popular en el resto del mundo.

Son un buen plato único que se puede comer cuando en el menú hay huevos y verduras. Los crepes salados rellenos son una receta sabrosa y salada con un bajo contenido en grasas. Es una receta ideal para conciliar el deseo de un plato un poco diferente de lo habitual y la necesidad de seguir una dieta sana y equilibrada.

Prepararlos es fácil y puedes rellenarlos como quieras. En esta receta hemos elegido un relleno de espinacas y una cobertura de tomates cherry salteados, pero realmente puedes dejar volar tu imaginación y experimentar con muchos rellenos y coberturas diferentes.

Crepes salados rellenos: la receta

Crepes salados rellenos: receta tierna y light

Crepes salados rellenos: receta tierna y light

Raciones

4

raciones
Tiempo de preparación

35

minutos
Tiempo de elaboración

30

minutos
Calorías por persona

221

kcal

Ingredientes

  • Para la masa de los crepes
  • 2 huevos

  • 90 g de harina 00

  • 150 ml de leche semidesnatada

  • 1 pizca de sal

  • 1/2 cucharadita de aceite de oliva virgen extra

  • Para el relleno
  • 500 g de espinacas

  • 10 g de queso parmesano

  • Sal al gusto

  • Pimienta al gusto

  • Para el aliño
  • 300 g de tomates cherry

  • 1 diente de ajo

  • 1 cucharadita de aceite de oliva virgen extra

  • Sal al gusto

  • Hojas de albahaca al gusto

Instrucciones

  • Empezar a preparar la masa de las crepes: batir los huevos en un bol con la ayuda de una batidora, añadir la leche, una pizca de sal y volver a batir.
  • Incorporar la harina tamizada, poco a poco, removiendo continuamente con un batidor para crear una masa lisa, homogénea y sin grumos.
  • Calentar media cucharadita de aceite en una sartén antiadherente o una crepera, utilizar una hoja de papel de cocina para limpiar el exceso de aceite.
  • Cuando esté caliente, verter un cucharón pequeño de masa y cocer durante unos 2 minutos a fuego lento. Dar la vuelta a los crepes resultantes y dejar cocer durante 1-2 minutos. Repetir la operación hasta agotar la masa.
  • Cocer las espinacas en agua hirviendo, cuando estén blandas, escurrirlas, exprimirlas y dejarlas enfriar. Sazonar con sal, pimienta y queso parmesano rallado.
  • Preparar el aliño calentando en una sartén una cucharadita de aceite con el diente de ajo partido en dos.
  • Añadir los tomates cherry previamente troceados, salpimentar y dejar freír unos 5 minutos.
  • Rellenar las crepes con el relleno de espinacas, sazonar con los tomates cherry salteados y servir con hojas de albahaca fresca.

Propiedades nutricionales de los crepes de verduras

Los crepes salados rellenos con verduras son un plato equilibrado y rico en proteínas, gracias a la presencia de huevos.

  • Los huevos son proteínas de alto valor biológico, es decir, contienen todos los aminoácidos esenciales para el organismo. Son ricos en vitaminas del grupo B, especialmente disponibles para el organismo a través de la cocción. En efecto, el calor destruye una sustancia, la avidina, presente en los huevos frescos sin cocer. Entre ellas se encuentra la valiosa B12, que fortalece el tejido nervioso, ayuda a la producción de glóbulos rojos y contribuye al metabolismo de las proteínas y las grasas.
  • Las espinacas del relleno son ricas en fibra y folina, ambas esenciales para el buen funcionamiento del organismo. La fibra facilita la motilidad intestinal y promueve un intestino sano, además de mantener estables los niveles de azúcar en sangre. El folato, por su parte, pertenece al grupo de las vitaminas del grupo B y ayuda a contrarrestar estados carenciales y es indispensable durante el embarazo, cuando una carencia puede causar incluso graves daños al feto.
  • Por último, tenemos los tomates cherry, utilizados como condimento, que son ricos en licopeno, un antioxidante que se mantiene y asimila con el calor. El contenido en sales minerales también es bueno, sobre todo el magnesio, que ayuda a mantener el correcto equilibrio hidrosalino del organismo, ayudando en casos de fatiga mental y física. Por otro lado, el potasio contribuye a mantener estables los valores de la tensión arterial y ayuda a mantener a raya los calambres musculares.

Si te gustan los crepes, deberías probar también la versión dulce: crepes de fresa, ligeros y dulces. Sino, también puedes probar otra versión salada con pavo, queso de cabra y champiñones.

Share the Post: