Inicio Nutrición Recetas Yogur de soja casero sin yogurtera

Yogur de soja casero sin yogurtera

351
Compartir
Yogur de soja casero sin yogurtera

El yogur de soja casero hecho sin yogurtera es una alternativa sin lactosa al yogur clásico elaborado con leche de vaca. Por lo tanto, es ideal para las personas intolerantes o alérgicas a la leche, ya que no contiene lactosa ni proteínas de leche de vaca, lo que lo hace perfecto para tomar en lugar del yogur tradicional. Tiene un sabor menos ácido con notas más dulces, lo que lo hace excelente solo o enriquecido con fruta fresca como fresas y arándanos.

Pruebe a hacer yogur de soja en casa: nuestra receta, que no requiere el uso de una yogurtera, sólo lleva un poco de tiempo pero es muy sencilla y asequible para todos.

Puedes consumirlo como alternativa al yogur clásico, en el desayuno, como tentempié para calmar el hambre o incluso como postre light. Además de ser ligero, también es rico en beneficios para la salud.

Yogur de soja casero sin yogurtera: la receta

Calorías por persona: 88 (calorías por 100 g: 35)
Calorías totales: 352

Ingredientes

  • 0,25 litro de leche de soja
  • 0,75 cucharadas de yogur de soja

Instrucciones

  • En una olla bien limpia y esterilizada, calentar la leche de soja a fuego lento. Cuando rompa a hervir, apaga el fuego.
  • Dejar que la leche se enfríe completamente: si se dispone de un termómetro de cocina, la leche estará lista cuando haya bajado de 38° (de lo contrario, la alta temperatura matará las enzimas lácteas del yogur), pero si no se tiene termómetro, basta con dejar que se enfríe completamente.
Yogur de soja casero sin yogurtera
  • Ahora enciende el horno a unos 30-40 grados durante unos minutos y apágalo, dejando sólo la luz encendida.
  • Pon el yogur en un recipiente de cristal bien limpio.
Yogur de soja casero sin yogurtera
  • Añadir 5 cucharadas de leche y mezclar bien con una cuchara hasta que el yogur se disuelva completamente con la leche.
  • Vierta ahora el resto de la leche sin remover, cierre bien el recipiente y métalo en el horno con la luz apagada para que esté caliente. Déjelo caliente durante unas 10-12 horas.
  • Pasado este tiempo habrá obtenido un yogur firme y compacto, que se solidificará aún más una vez colocado en la nevera para que se enfríe.

Nota

Para hacer yogur de soja, utiliza un yogur con fecha de caducidad lo más lejana posible: será más rico en enzimas lácteas vivas. Es importante que el yogur no esté frío, sino a temperatura ambiente.

Puedes conservar el yogur de soja en el frigorífico durante unos 10 días.

Recuerda no comértelo todo y reservar 3 cucharadas soperas: las necesitarás para preparar tu próximo yogur y ¡sabrán aún mejor!

Los beneficios nutricionales del yogur de soja casero

Gracias a la presencia de soja, este yogur es rico en proteínas vegetales y propiedades beneficiosas para la salud. No contiene grasas saturadas, como la mayoría de los alimentos de origen vegetal, y tiene un eficaz efecto anticolesterol gracias a su contenido en lecitina.

La soja es una fuente de fitoestrógenos, que compiten con los estrógenos para reducir la estimulación hormonal. Por este motivo, es un alimento especialmente indicado para las mujeres, ya que ayuda a prevenir la aparición de cánceres femeninos, como el de ovarios, endometriosis y mama, y a aliviar los síntomas de la menopausia.

Si puedes, prueba también el clásico yogur casero, con una preparación sencilla pero saludable.