Inicio Recetas light Clafoutis de cerezas, la receta tradicional del delicado postre francés

Clafoutis de cerezas, la receta tradicional del delicado postre francés

304
0
Compartir

El clafoutis de cerezas es un delicioso postre típico francés que se puede comer en el desayuno o como excelente final de una comida. Leche, huevos, harina y azúcar: la masa del clafoutis es similar a la de las crepes, pero incorporando estas pequeñas y jugosas perlas completamente sumergidas en la crema.

La versión más conocida es con cerezas, pero se puede preparar con cualquier fruta de temporada, desde las fresas y las bayas, hasta los melocotones y las ciruelas.

Clafoutis de cerezas: origen rural y antiguo

La característica principal de este postre es que la fruta se cuece dentro de la masa. No se puede asegurar que esta sea la etimología, pero la palabra dialectal clafir, de la que derivaría clafoutis, significa relleno. Durante la cocción, la fruta libera sus fluidos tiñendo la masa de un hermoso color púrpura y haciéndola especialmente delicada. Por lo tanto, la consistencia final no es esponjosa, como la de un bizcocho clásico, sino suave y húmeda.

Típico del Lemosín, región francesa que hoy forma parte de Nueva Aquitania, el clafoutis de cerezas es un postre que tiene antiguos orígenes campesinos. Los agricultores que iban a trabajar al campo solían almorzar con este atípico pastel en el que se cocinaban las fragantes cerezas negras silvestres con sus huesos.

La preparación del clafoutis se concentraba entre mayo y junio, época de máximo esplendor de las cerezas.

Clafoutis de cerezas: receta original

Clafoutis de cerezas

Plato                                        Postre light

Tiempo de preparación 30 minutos

 

 Tiempo de cocción 35 minutos
 Porciones  personas

 

Calorías por Persona 110

Calorías totales                                    1104

INGREDIENTES

  • huevos
  • 125g de yogur entero
  • 70g de harina 00
  • 500g de cerezas sin hueso
  • 90g de azúcar
  • Unas gotas de extracto de vainilla
  • Aceite de girasol para untar el molde

INSTRUCCIONES

  1. Bate los huevos enteros con el azúcar hasta que la mezcla esté muy inflada y clara y haya alcanzado el doble de su volumen inicial.
  2. Añade el yogur y unas gotas de esencia de vainilla. Mezcla suavemente con un batidor de mano.
  3. Tamiza la harina cuidadosamente e incorpórala suavemente con una espátula o una cuchara de madera, tratando de no desmontar la mezcla, haciendo movimientos de arriba hacia abajo.
  4. Forra un molde o una fuente de horno de unos 22-26 cm de diámetro con papel de hornear y úntalo con un poco de aceite.
  5. Vierte las cerezas deshuesadas en el fondo y luego cúbrelas con la mezcla. Hornea en un horno estático, precalentado, a 180° durante unos 35 minutos o hasta que el clafoutis esté dorado en la superficie.

Cómo preparar el clafoutis: algunos trucos que se deben conocer

El clafoutis de cerezas no necesita ningún tratamiento especial. El único factor a tener en cuenta es la excesiva liberación de jugo de la fruta. Se dice que la costumbre de cocer las cerezas con el hueso se adoptó precisamente para evitar este riesgo y hacer así el clafoutis suficientemente seco.

Hoy en día esto no es necesario, sólo hay que utilizar fruta muy firme.

Qué cerezas elegir

La receta original del clafoutis de cerezas requiere el uso de cerezas negras de la variedad Bigarreaux (los grafiones). Estas cerezas tienen una pulpa de color rojo intenso y maduran entre finales de mayo y principios de junio.

En caso de no contar con esta calidad particular, puedes elegir sin problemas las cerezas negras, dulces y con una pulpa consistente.

Variantes del clafoutis

Como se ha mencionado, el clafoutis de cerezas no es la única versión conocida del postre. Se puede utilizar cualquier tipo de fruta, siempre que esté madura y sea dulce. La de manzanas puede convertirse en una interpretación particular de la clásica tarta de manzana. Mientras que el clafoutis con melocotones es una deliciosa variación de verano.

El clafoutis salado también es delicioso. Sustituye el azúcar por queso rallado y utiliza todo tipo de verduras. Y si te gusta reciclar las sobras de una forma creativa y sabrosa, utiliza pan duro remojado en lugar de harina.

 Clafoutis de cerezas: propiedades nutricionales y menú

Las reinas absolutas de este postre son las cerezas. Antioxidantes, depurativas, desintoxicantes, las cerezas tienen un contenido calórico realmente bajo, solo 38 calorías por cada 100 gramos de producto. Además, son ricas en agua.

A continuación el detalle de los nutrientes de las cerezas:

  • Sodio (mg) 3
  • Potasio (mg) 229
  • Calcio (mg) 30
  • Fósforo (mg) 18
  • Hierro (mg) 0.6
  • Tiamina (mg) 0.03
  • Riboflavina (mg) 0.03
  • Niacina (mg) 0.5
  • Vitamina C (mg) 11
  • Ácido fólico (μg) 7
  • Equivalente de retinol de la vitamina A (μg) 19.

El único problema de esta fruta es el sabor dulce que incita a comer en grandes cantidades (después de todo, una lleva a la otra) superando las necesidades diarias de azúcar.

El clafoutis de cerezas también proporciona una buena cantidad de proteínas de alto valor biológico aportadas por los huevos y el yogur. Nuestra versión del clafoutis de cerezas tiene una dosis reducida de azúcar y aporta 110 calorías por ración. Una cantidad manejable dentro de una dieta variada y equilibrada.

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí