Inicio Fitness Correr en invierno: ¡Cómo hacerlo aunque haga mucho frío!

Correr en invierno: ¡Cómo hacerlo aunque haga mucho frío!

444
0
Compartir

Correr en invierno: ¿recuerdas a Rocky Balboa corriendo en la nieve antes de enfrentarse con el gigante Iván Drago? ¿Crees que es imposible hacer deporte al aire libre cuando hace mucho frío?

Ten en cuenta que un grupo de investigadores de la Armada Estadounidense estableció que la temperatura ideal para un maratonista es de 5 grados, ¡así que no te inventes más excusas para quedarte encerrado en casa durante todo el invierno y sal a correr! Especialmente porque hacer ejercicios aeróbicos 4 veces a la semana ayuda a combatir los síntomas del “blues invernal”, por lo tanto, el invierno es el momento ideal para moverse.

Para adelgazar los kilos acumulados, no le tengas miedo al frío, puedes hacer jogging o empezar un programa de caminata  – asociado a una dieta equilibrada como la dieta Manzanaroja.

¡Puede ser un excelente método para recuperar la forma! Además, el frío te da vigor y también es óptimo como antiestrés, ¡así que no te queda más que encontrar la justa motivación para correr en invierno!

Para tu carrera, Manzanaroja te recomienda utilizar leggins cómodos, calientes y que se ajustan, ¡lo que hace que estos leggins sean perfectos para tus carreras invernales!

Correr en invierno: los testimonios

Para todos no es agradable ejercitarse cuando hace frío. Es lo que emerge de los testimonios de los usuarios que nos han enviado sus historias escribiendo a Giovanna Lecis, la experta fitness de Manzanaroja. Para algunos, correr en invierno es un verdadero calvario. Es lo que le sucede a Giulia, que interrumpe sus sesiones de jogging entre diciembre y marzo porque es muy friolera. Compró un tapis roulant para entrenar en casa, aunque reconoce que correr en la naturaleza es completamente diferente.

Es por esto que muchos amigos de Manzanaroja siguen corriendo con mucha valentía, pasando del rigor del invierno. Como Fran, para quien correr cuando el termómetro está bajo cero es una experiencia que enriquece y aumenta su autoestima. O como Pedro, que adora correr en invierno porque no soporta el calor y el sudor.

Naturalmente, para entrenar en temperaturas así de bajas hay que tomar algunas medidas adicionales, para no hacer sufrir al organismo.

Si también tú estás pensando en iniciar a correr ahora para recuperar la forma antes de primavera, lee los consejos de Manzanaroja para que sea una actividad placentera y relajante.

Por ejemplo, puedes empezar alternando el entrenamiento en el gimnasio con sesiones de jogging en el parque al menos una vez a la semana y aumentar gradualmente el número de las sesiones hasta 2 o 3 veces por semana.

Correr en invierno: las reglas a seguir cuando hace frío

Regla base: escoge un vestuario adecuado

Correr en invierno es estupendo, pero no salgas con la misma ropa que en otras estaciones o correrás hacia… la broncopneumonia. La regla base es vestirse correctamente, es decir, ni demasiado ni demasiado poco, y optar por materiales y tejidos técnicos, que te aseguren una sesión de carrera cómoda y agradable al 100%

  • No al algodón: los trajes de algodón absorben el sudor y la humedad, así que si los usas te arriesgas a correr mojado y sufrir el frío durante todo el entrenamiento, y resfriarte.
  • Escoge los tejidos adecuados, es decir, los que asocien un componente aislante a uno transpirante: así el calor será conservado, mientras que el sudor podrá salir.
  • Evita  el clásico K-way que te hará sudar demasiado, ¡sin que esto te ayude a adelgazar más!
  • Seas hombre o mujer, ¡usa medias para correr y sentirte más ligero! Existen modelos que favorecen la circulación y reducen el cansancio muscular, lo que permite también reducir el dolor gracias a la reducción de las vibraciones musculares.
  • Escoge zapatillas adecuadas para el tipo de suelo, teniendo en cuenta que si hay nieve o hielo se puede resbalar fácilmente. En ese caso opta por zapatos de trail running o añadir microcadenas, que se llaman microcrampones o microspikes. ¡Prueba siempre la pisada antes de empezar!
  • Si hace mucho frío puedes agregar una capa entre la camiseta y la sudadera: prueba con los polares, que tienen un componente aislante para correr y resguardarte del frío.
  • ¡Cámbiate inmediatamente después de correr y no te quedes nunca con la ropa mojada!

Regla n. 2: usa siempre los accesorios adecuados

Cuando corres en medio del frío, las zonas que debes proteger en primer lugar son la cabeza, el cuello, las manos y los pies. Con las temperaturas al mínimo, la dispersión térmica a través de estas zonas sensibles puede llegar al 70%.

Así que opta por usar:

  • guantes
  • mangas para calentar antebrazos y brazos
  • ¡fajas para correr o gorros para evitar también la sinusitis!

Regla n. 3: no te olvides de calentar y de respirar correctamente

Para correr en invierno, cuando hace frío, es fundamental el calentamiento para evitar traumas musculares: los tendones, músculos y ligamentos necesitan más tiempo para calentarse. Así que, antes de empezar a correr, dedícale al menos 20 minutos al calentamiento, haciendo estiramientos y caminando. Presta atención también a la respiración. El inicio del esfuerzo debe ser moderado porque el aire frío puede irritar los bronquios y los pulmones si la ventilación es fuerte.

¿La respiración correcta? Inhala por la nariz y exhala por la boca, para evitar el enfriamiento del sistema pulmonar.

Para monitorear mejor tu entrenamiento, podrías utilizar un smartwatch, con medidor de la frecuencia cardíaca integrado, ¡será perfecto para monitorear tus parámetros durante la carrera!

Regla n. 4: mantente hidratado

Aunque esté haciendo mucho frío, correr hace que sudes y pierdas líquidos, el aire frío tiende a secar mucho y a aumentar el riesgo de deshidratación, así que bebe continuamente, antes, durante y después del entrenamiento. Recuerda siempre que debes beber. Si puedes, lleva contigo un termo con una infusión tibia, que será mucho más agradable que el agua helada cuando hace mucho frío.

Regla n. 5: antes de empezar a entrenar, habla con tu médico

El aire frío puede provocar dolores en el pecho o crisis de asma. Antes de empezar a correr en invierno, pídele consejos a tu médico, que evaluará tu estado físico y sabrá indicarte si este tipo de deporte es adecuado para ti.

Regla n. 6: ¡escucha tu cuerpo!

¡Detente de inmediato si sientes un mal de cabeza persistente, si notas una sensación de malestar o si tienes dificultades para respirar! Correr cuando hace frío tiene que ser placentero, ¡no hacerte sufrir!

Correr durante 35/45 minutos estimula el cerebro y la secreción de endorfinas, sustancias que mejoran tu humor y te hacen más feliz.

Es por esto que, si sigues nuestras indicaciones, ¡no hay razón para que dejes de correr en invierno! ¿Y luego del esfuerzo?

Concédete una pausa con una ducha caliente y relájate en un ambiente más caliente con una buena infusión. ¡Buena carrera!

¿Te ha gustado nuestro artículo? ¡Compártelo!

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí