Administrar consentimiento de cookies
Para brindarle las mejores experiencias, utilizamos tecnologías como cookies para almacenar y/o acceder a la información del dispositivo. El consentimiento para estas tecnologías nos permitirá procesar datos como el comportamiento de navegación o identificaciones únicas en este sitio. No dar su consentimiento o retirarlo puede afectar negativamente algunas características y funciones. Política de privacidad
Aceptar

Tarta de piña y vainilla: rápida y sin gluten

Tarta de piña y vainilla: rápida y sin gluten

Tabla de contenidos

La tarta de piña y vainilla sin gluten es una tarta ligera. Se prepara de forma rápida y sencilla: basta con reunir unos pocos ingredientes, que a menudo se encuentran en casa, sin necesidad de ir de compras.

La tarta de piña está aromatizada con vainilla y elaborada con azúcar de caña mascabado, que le da un color “capuchino” muy original. En nuestra versión, el azúcar blanco clásico se ha sustituido por azúcar mascabado. Se trata de un ingrediente más saludable que el azúcar blanco, porque está menos refinado, tiene algo menos de calorías y contiene más fibra y minerales. El pastel de piña y vainilla puede tomarse en el desayuno, acompañado de una fuente de proteínas como un vaso de leche o yogur.

Tarta de piña y vainilla cuando estás a dieta

Ligera y muy suave, se trata de una variante sin gluten del clásico pastel invertido de piña que nos transporta al pasado y huele a merienda. Gracias a la sustitución de la harina de trigo por harina de arroz sin gluten, la tarta también puede ser disfrutada por celíacos e intolerantes al gluten. Además, la sustitución de la mantequilla por aceite de arroz permite reducir las grasas animales en favor de las vegetales y, por tanto, disminuir las calorías. Es una solución muy útil tanto para quienes siguen una dieta sana y baja en calorías como para quienes necesitan mantener bajo control su colesterol.

Valores nutricionales del pastel de piña y vainilla

Para elaborar la tarta suave de piña sin gluten se ha utilizado harina de arroz, un ingrediente comodín en la cocina sin gluten. Esta harina es rica en diversas propiedades nutritivas, como fibra, minerales y vitaminas del grupo B. Al mismo tiempo, tiene un bajo contenido en grasas saturadas. La harina de arroz es excelente para la preparación de pasteles, especialmente bizcochos y galletas, porque aporta una textura crujiente a la masa.

  • La piña, el ingrediente que da nombre a este manjar, es una fruta muy popular cuando se sigue una dieta de adelgazamiento. Sin embargo, es bueno disipar algunos mitos sobre sus propiedades y, al mismo tiempo, confirmar sus cualidades. En nuestra receta, hemos utilizado piña natural ya envasada, pero siempre es preferible utilizar fruta fresca, sobre todo si tienes la posibilidad de comprarla y limpiarla. La piña tiene muchísimas propiedades: en primer lugar, es muy buena para combatir la retención de líquidos, por lo que es una ayuda esencial en las dietas de adelgazamiento. También posee valiosas cualidades digestivas y antiinflamatorias. Muy rica en vitamina C, ejerce una acción antioxidante, protegiendo la piel del envejecimiento.
  • La presencia de yogur confiere a la tarta de piña un sabor más fragante y apetecible. El yogur desnatado contiene buenas cantidades de calcio pero es bajo en grasas. Esta última característica lo hace ideal para dar sabor a las masas sin aportar demasiadas calorías.

Cómo preparar tarta de piña y vainilla para 5 personas

Calorías por persona: 285
Calorías totales: 2850

Ingredientes

  • 282,5 g de piña en rodajas al natural
  • 90 g de azúcar de caña mascabado
  • 65 ml de zumo de piña
  • 30 ml de aceite de arroz
  • 125 ml de yogur blanco desnatado
  • 1,5 huevos grandes
  • 100 g de harina de arroz
  • 35 g de fécula de patata
  • Medio sobre de levadura en polvo
  • Medio sobre de vainillina

Instrucciones

  1. Forrar un molde de tarta de 24 cm con un disco de papel de horno. Disponer las rodajas de piña en el fondo, de forma que cubran bien la superficie, reservando las sobras. Batir los huevos con el azúcar mascabado en una batidora planetaria hasta obtener una mezcla espumosa de color capuchino.
  2. Mezclar en un cuenco el yogur con el zumo de piña, el aceite de arroz, la harina, la fécula, la levadura en polvo y la vainillina. Añadir suavemente esta mezcla a la de huevo y azúcar. Cortar en dados la piña sobrante y añadirla a la mezcla, luego verterla sobre las rodajas de piña en el molde.
  3. Una vez cocido, sacar el molde del horno y, con ayuda de un cuchillo, despegar suavemente los bordes del pastel y dejar enfriar. Volcar la tarta sobre una rejilla y retirar el papel de horno antes de servir.
Share the Post: