Inicio Acerca de Manzanaroja Testimonios de Manzanaroja Verónica -34 kg con Manzanaroja: “¡Ahora llevo una S, estoy como nunca!”

Verónica -34 kg con Manzanaroja: “¡Ahora llevo una S, estoy como nunca!”

226
0
Compartir

El espejo para Verónica es un “enemigo” que evitaba desde hace tiempo. Pero un día, le ganó. Porque Verónica vio reflejada una imagen que no le gustó, de alguien que no se ocupa de su aspecto, que no reconoce. En ese momento todo cambió: era hora de actuar. Recordó una publicación en Facebook en la que se hablaba de Manzanaroja. ¿Por qué no probar? Con la inscripción a la dieta, empezó su subida hacia la cima. Un camino sin aburrimiento ni estrés, porque como dice ella misma, ¡Manzanaroja es lo máximo!

 “Nunca había hecho una dieta en la que nunca sientes hambre y no te aburres, ¡viva Manzanaroja!”

Cuidarse, para Verónica, también quiere decir ocuparse de su salud, más allá de la estética. Así pues, le mostró la dieta a su nutricionista que le confirmó su validez. Cada vez más motivada, entendió que estaba en la vía correcta. Se lo confirmaron también los exámenes de sangre con los valores perfectamente en orden.

La experiencia con la dieta ManzanaRoja

La dieta Manzanaroja para Verónica fue la mejor opción. Se lo demostró también su balanza. Los primeros meses fueron emocionantes y muchos kilos desaparecieron.

Recuperó su energía, sus ganas de hacer cosas, su valentía y determinación. Nunca antes se había encontrado con una dieta así de sencilla y de cómoda. Y ella, que trabaja como obrera en una empresa, empezó a ver los beneficios también en el ámbito de la fuerza y de su rendimiento en el trabajo. Gracias también a la dieta del bocadillo para el almuerzo, no solo todo se le hizo más fácil, sino también delicioso y vivaz.

“¡El bocadillo es una verdadera ayuda para quien trabaja muchas horas al día como yo y no tiene mucho tiempo!”

Una dieta flexible

De Manzanaroja le encanta el equilibrio de los platos, la simplicidad de las recetas y las posibilidades de seguirla junto a toda la familia. De hecho, su marido, solo por comer lo que Verónica prepara, recuperó la forma.

Salir, verse con los amigos, ir al restaurante ya no es un problema con esta dieta. Por no hablar de la pizza que, con algunas consideraciones, ¡se puede comer cuando se quiera! Y luego, el desayuno del domingo que permite incluso un dulce una vez a la semana. En fin, ninguna dieta había sido tan emocionante para Verónica.

“¿Qué dieta te da la posibilidad de comer pizza y dulces sin sentir que la estás rompiendo?”

En armonía consigo misma

Entusiasta y orgullosa de sí misma, Verónica es una mujer consciente de su potencial. Manzanaroja le enseñó a ser serena, a sentirse en armonía consigo misma y mucho más en forma y fuerte físicamente. Ahora, para ella, después de haber perdido 30 kg, Manzanaroja se ha convertido en un estilo de vida, una guía y una diversión en la cocina. Se la sugiere a todos los que le hacen cumplidos y le preguntan cómo lo ha conseguido. No tiene dudas al respecto, esta dieta le cambió la vida.

“Esta dieta no te hace ceder y no te aburre, ¡me siento satisfecha y orgullosa de mí misma!”

Uno de los momentos más importantes fue cuando empezó a tomarse fotografías sin esconderse o sin usar ropa ancha. Antes no le agradaba su aspecto, tendía a cubrirse, mientras que hoy, gracias a Manzanaroja, recuperó la sonrisa y su feminidad. Y para ella, que es apasionada de belleza y de moda, de verdad es magnífico usar vestidos ajustados y actuales, descubrir nuevamente el encanto de amarse y agradarse a sí misma.

Ahora irse de compras es un placer, así como vaciar del armario todo lo que le queda grande. No quiere volver atrás, ¡porque usar una S no tiene precio!

“Compré un abrigo talla S, ¡qué emoción! ¡Quizás nunca me había puesto esta talla!”

DEJA UNA RESPUESTA

Insertar un comentario
Por favor, escribe tu nombre aquí